Reprimen a los familiares que reclamaban justicia por los cuatro jóvenes muertos por una persecución policial

Sebastian Acosta | 22.5.19 |

Familiares de cuatro jóvenes que murieron el lunes pasado en San Miguel del Monte, al estrellarse el auto en el cual viajaban contra el acoplado de un camión cuando eran perseguidos a los tiros y sin causa alguna por dos móviles policiales, fueron reprimidos ayer por la propia policía, que disparó balas de goma contra la marcha que realizaban en reclamo de justicia junto a numerosos vecinos.
Los jóvenes fallecidos tenían 13, 14 y 24 años; mientras que otra menor que sufrió la persecución se encuentra internada en grave estado. La cacería tuvo lugar el lunes pasado, cuando un móvil policial -al que se sumó luego otro- intentó encerrar al auto de los jóvenes. Vecinos que presenciaron la maniobra denunciaron que había bajado un policía con el arma desenfundada; ante esta situación intimidatoria y sorpresiva, los jóvenes intentaron escapar y fueron perseguidos por los dos móviles desde los cuales les disparaban –según denunciaron varios testigos- hasta que perdieron el control y se estrellaron contra el acoplado.
Los familiares señalan que la responsabilidad policial y el tiroteo contra los chicos quedan claramente demostradas por un video que filmó uno de los testigos, donde se ve al móvil en persecución, con un agente asomado por una de las ventanillas en una posición que solo se explicaría por la decisión de disparar al móvil que persiguen. La policía, en un intento por quitar responsabilidades a los efectivos, sostuvo el insólito argumento de que el agente estaba asomado con medio cuerpo afuera del móvil “haciéndole señas con la linterna” a los chicos para que detuvieran su marcha.
En el comunicado que dieron a conocer ayer, los familiares señalaron además que hay más pruebas en cámaras de seguridad -que filmaron el momento en que un policía dispara contra el auto-, que “los testimonios aseguran haber escuchado tiros y hay rastros de los disparos, las cuales demuestran la responsabilidad de la policía sobre la muerte de estos cuatro jóvenes”. Y denuncian “la gravedad de los hechos por haber falsificado y falseado las declaraciones en el inicio del procedimiento”.
En inmediata respuesta a este nuevo caso de “gatillo fácil”, una gran cantidad de vecinos, junto a los familiares de los jóvenes, realizaron ayer la marcha de protesta, que fue reprimida con balas de goma. Pero la bronca contra el accionar policial volvió a manifestarse hoy con una nueva concentración en el centro de la ciudad, reiterando el pedido de justicia y en repudió a la intendenta Sandra Mayol “quien repitió los dichos de la policía aclarando a las familias que no hubo disparos”, según denuncian en el comunicado.
La gravedad de los hechos y la movilización habrían obligado a las autoridades a pasar a disponibilidad a los policías responsables.
Los familiares orientan la responsabilidad hacia el Estado y su policía. A la manifestación contra la intendenta se suma el comunicado que concluye: “una vez más queda demostrado que nuestros chicos no son peligrosos ¡sino que están en peligro! ¡Verdad y justicia!. ¡Por Gonzalo, Camila, Danilo, Aníbal y Rocío! ¡Cárcel para los responsables!”
Un nuevo caso de “gatillo fácil” y de persecución a los jóvenes que termina con la muerte. El Estado es responsable.

Categoria:

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar