Orán: Pusieron fin al accionar una peligrosa banda de asaltantes

Prensa | 27.9.18 |

La Brigada de Investigaciones de Orán puso fin al accionar de una peligrosa banda de asaltantes que en los últimos meses cometió una seguidilla de robos a mano armada en viviendas de la ciudad norteña. Esto se concretó merced a una aceitada tarea con el soporte tecnológico de efectivos Unidad de Análisis Criminal y el Centro de Coordinación Operativa.
Los cabecillas de la organización delictiva fueron detenidos tras el allanamiento de 28 inmuebles. Durante esos procedimientos la policía secuestró armas de fuego, armas blancas, dinero en efectivo, celulares, mercadería, droga, hojas de coca y vestimenta de fuerzas militares y de seguridad. También incautaron camionetas, autos, motos y objetos robados en los distintos atracos que imputan a la banca.
De las investigaciones se estableció que en la mayoría de los casos la banda focalizaba los robos en depósitos de mercadería acopiada por parte de quienes hasta hace pocos meses explotaban el bagayeo en gran escala en esa zona de la frontera con Bolivia. En una suerte de "mejicaneada a la salteña", los delincuentes actuaban fuertemente armados y daban los golpes en horas de la madrugada para apoderarse de los cargamentos de ropa que ingresaban de contrabando desde Bolivia a través de la localidad fronteriza de Aguas Blancas
La Policía informó que para atrapar a los miembros de la banda criminal se realizó un megaoperativo del que participaron más de 200 efectivos de las distintas áreas de investigación de la fuerza provincial. Para el éxito de la operación el Juzgado de Garantías N§ 2 de Orán dispuso que los 28 allanamientos se realizaran de manera simultánea para impedir el filtro de información y la fuga de los sospechosos.
El trabajo investigativo duró un mes y en ese marco se realizaron diferentes tareas logísticas, averiguaciones, seguimientos, entre otras acciones que llevaron a determinar que se trataba de una asociación delictiva compleja. De acuerdo con los datos aportados por la institución, la banda estaba organizada con roles definidos desde el punto de vista logístico y contaba con recursos necesarios para ejecutar con eficacia los atracos.
En los procedimientos fueron detenidas nueve personas con amplios antecedentes penales, entre ellas los principales líderes. Los operativos se realizaron durante toda la jornada de ayer en cinco barrios en San Ramón de la Nueva Orán, bajo la supervisión del director general de Investigaciones, Emilio Albornoz; del director de Investigaciones Zona Norte, Miguel Flores, y del jefe de la Brigada de Investigaciones, Ramiro Luna.
Al respecto, el comisario Albornoz destacó el profesionalismo de los investigadores y el trabajo articulado con la Fiscalía Penal N§ 3, y la importante labor de la Unidad de Análisis Criminal, que aportó datos en corto tiempo, lo que favoreció la calidad investigativa garantizando el éxito de los operativos. Trascendió que hasta las últimas horas de anoche se encontraban tras los pasos de otros miembros de la banda, que al parecer tenía ramificaciones en provincias vecinas, como Tucumán y Santiago del Estero.
A mediados de agosto la banda dio el golpe más importante cuando unas diez personas, algunas vestidas con uniforme de Gendarmería, irrumpieron en una vivienda de Orán, de donde se apoderaron de una gran cantidad de ropa. El propietario del inmueble declaró que una persona le alquiló un deposito para acopiar la mercadería y que los ladrones lo golpearon y le exigieron la entrega de la totalidad de los bultos con ropa.
En menos de 10 minutos los ladrones huyeron con el botín en dos camionetas. Tras recuperarse de la paliza que recibió, el vecino llamó a la policía para denunciar el ataque sufrido y el robo. Lo llamativo del asunto fue que al conectarse con el dueño de la mercadería, el mismo le manifestó que no se hiciera problemas y que ya sabía donde estaban las prendas robadas.
Golpes en los acopios
La banda de asaltantes comenzó a operar hace dos meses en la zona de Orán, luego de la sustancial disminución de los tours de compra en la frontera norte. Esto fue atribuido a la inflación, la suba del dólar y la fuerte caída del valor de la moneda nacional en Bolivia. Sin embargo, para alimentar a los compradores en muchos sitios de Orán se acopió una gran cantidad de esa mercadería ingresada de contrabando. Fue así que la banda realizó una tarea de inteligencia y comenzó a realizar saqueos en esos lugares de acopio. Se trató de una “mejicaneada a la salteña”. En todos los casos el grupo actuó de manera violenta, portando armas de fuego y dejando su sello entre quienes se resistían.
FUENTE. EL TRIBUNO

Categoria: ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar