Juicio a Reynoso: Gendarme dejó dudas sobre el allanamiento a Iván Cabezas

Prensa | 4.9.18 |


El comandante de Gendarmería Faustino Meabrio no pudo ayer precisar si la organización de los allanamientos y detenciones del empresario de la carne Iván Cabezas se hizo de manera posterior a las órdenes judiciales en el caso que tiene como acusado al ex juez Raúl Reynoso.  

Meabrio participó en 2015 de la investigación a Iván Cabezas, sospechado de integrar una red de trata de personas y lavado de dinero, delitos por los que fue sobreseído. Cabezas sostiene que el entonces juez federal de Orán, Raúl Reynoso, le exigió el pago de una coima para otorgarle la libertad. 
Ayer, al declarar en el juicio que en el Tribunal Oral en lo Criminal 1 se sigue contra Reynoso, cuatro abogados, dos empleados judiciales y la hermana de uno de éstos, Meabrio contó que luego de que en el marco de la investigación a Cabezas, surgiera amenazas de éste hacia el juez y otros funcionarios, como Jorge Maldonado, de la AFIP, se hizo una reunión en la ciudad de Salta para organizar la logística del operativo de allanamientos y detenciones que se iban a realizar. 
Sin embargo, el comandante no pudo precisar si la reunión fue antes o después de que se emitieran las órdenes judiciales. “Fue una reunión de coordinación en función de cómo se iban a desarrollar los allanamientos, así que no recuerdo si ya estaban emitidas las órdenes o no”, respondió Meabrio ante la pregunta del querellante Carlos Garmendia. 
“¿Es posible que esa reunión haya sucedido con anterioridad de que se emita la orden de allanamiento?”, insistió Garmendia. Reynoso se opuso, pero el tribunal permitió la pregunta y el comandante volvió a afirmar “no recuerdo precisamente”, pero el abogado le aclaró que la pregunta apuntaba a otra cosa: si era posible que se realizara de manera previa a que se emitiera la orden de allanamiento.
“Sí, le puedo confirmar que todo esto se desencadena después de las amenazas que el investigado Cabezas había practicada vía telefónica”, sostuvo el testigo. Recordó que se informó de esto al Juzgado y se desencadena la reunión y las detenciones, “no recuerdo en ese momento si ya estaban emitidas las órdenes”, afirmó. 
En una jornada de abundantes cruces verbales entre el fiscal Carlos Amad, el querellante Garmendia y el ex magistrado ahora acusado, también declaró Miguel Ángel Aparicio, hermano del acusado Hugo César Aparicio, que era empleado del Juzgado de Orán. 
Miguel Ángel contó que su familia y la de Reynoso eran amigas desde hacía mucho tiempo. Añadió que su familia se dedicaba a la agricultura, tenía varias fincas y que en ese marco compró la finca de Mollinedo que la acusación sostiene fue usada para pagar un favor al ex juez y a otros implicados en los hechos que se investigan en esta causa. 
Por otra parte, ayer también declaró el psicólogo David Slodsky, quien asiste a la familia de Reynoso. El psicólogo aseguró que el ex magistrado no tiene el perfil característico de un psicópata que llevaría a cabo las maniobras delictivas que se le atribuyen. 

Categoria:

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar