Un comerciante creyó que eran gendarmes, después cayó que eran mejicaneros.

Prensa | 16.8.18 |

Un comerciante denunció una peligrosa maniobra de bagayeros. "Enfriaron" una carga en una cámara y la recuperaron a tiros.





Un transportista y locatario de Orán sufrió un grave atentado contra su vida al presentarse en el domicilio una banda compuesta por unas diez personas que blandiendo todo tipo de armas y haciendo uso de una cinco vehículos, entre ellos dos motocicletas de gran cilindrada, se apoderaron de una cantidad no precisadas de bultos o lonas que había transportado de dos asentamientos.
La lonas supuestamente contenían prendas de vestir. Los mejicaneros las cargaron en dos camionetas en una operación tipo comando.
En menos de 10 minutos los visitantes cargaron las lonas y desaparecieron del lugar raudamente, dejando en el interior del exfrigorífico a su propietario golpeado salvajemente.
El hombre, que hasta ese momento no entendía nada, llamó a la policía para denunciar el ataque sufrido pero más para poner en conocimiento de la Justicia que los hombres se habían llevado las pertenencias de su "patrón" o inquilino.
Lo llamativo del asunto es que al hacer contacto con el dueño de la mercancía, el mismo le manifestó que no se haga problemas que ya sabía donde estaban las prendas robadas.
El reporte oficial
Según lo denunciado en la comisaría 9 de Julio sobre un supuesto robo, la Policía informa que a las 3.30 del día 13 se presentó un hombre de 60 años con domicilio en Alma Fuerte al 500, manifestando que a la 1 se hizo presente en su domicilio el Gustavo F. solicitando que le realice viajes llevando mercadería (aparentemente ropa) de los barrios San Expedito y Caballito, quedando la misma en el domicilio del denunciante.
Finalizando el trabajo a las 3 se hicieron presente en su morada personas a pedirle la mercadería,.
Los recién llegados lo ataron de pies y manos llevándose parte de ella como así un anillo de oro y su celular.
Los vecinos aseguraron a la llegada de la policía que observaron dos camionetas, autos y motos. Que luego el locatario se comunicó con quien lo había contratado, a quien le comentó lo sucedido y le pidió que saque las cosas que quedaban por temor a otro ataque más severo, ya que los sujetos que lo maniataron además de golpearlo lo amenazaron de muerte. Al otro día con fecha 14, el dueño de la mercadería robada le informa a la víctima que sabía dónde se encontraba la misma. Con este dato el locatario radicó la correspondiente denuncia para deslindar responsabilidades sobre una carga aparente de ropa que motivó la llegada de un grupo comando a su domicilio.
En su denuncia el comerciante dijo que en ese momento no radico denuncia por temor, ya que los sujetos lo amenazaron si lo hacía.
La fiscal de turno dispuso que las actuaciones pasen a cargo de la Brigada de Investigaciones. El caso es uno más de las actividades de los bagayeros.
Las lonas cargadas
Una fuente del norte indicó que las maniobras de los bagayeros para no ser descubiertos hacen que trasladen de un lado a otro enormes cantidades de mercancías que enfrían hasta que puedan ser colocadas nuevamente rumbo a los mercados del sur del país.
La misma fuente indicó que a veces las lonas no solo llevan mercaderías sino otros tipo de contrabando y hasta cocaína.
Entonces estos cargamentos son monitoreados por las personas que sí saben de esa carga camuflada. El seguimiento es de día y de noche ya que los mejicaneros, es decir aquellos que les roban a los traficantes, no descansan ni siquiera un minuto en Orán, informó El Tribuno.

Categoria: , ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar