El Patrón del mal del Norte perdería sus mansiones, dinero y autos de alta gama

Prensa | 31.7.18 |

Apenas fue detenido Juan Antonio Aguilera desde el Gobierno de la Nación y las fuerzas involucradas en el operativo lo calificaron como el “Patrón del mal del Norte”, para dar cuenta de su poderío, influencias y excentricidades.  Por aquellos días de mayo se reveló que al momento de su captura Aguilera tenía 379 kilos de cocaína y que luego de otros allanamientos simultáneos encontraron unos 13 más en un galpón que sería de su propiedad. A los pocos días la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich estuvo en Salta -acompañando la visita presidencial- y no esquivó el caso. Aseguró que se trataba de “uno de los grandes narcos del norte”.

Es que además de sus supuestos vínculos con la droga se indicó que Aguilera gestionaba el contrabando de mercaderías e inmigrantes ilegales, en su mayoría ciudadanos chinos a quienes les pedía 20.000 dólares a cada uno por ingresar al país, según Bullrich.  

Por su parte el comandante de Gendarmería, Gerardo Otero, se refirió al frondoso prontuario del acusado. En diálogo con LA GACETA indicó que Aguilera volvía al país luego de cambiar pesos por dólares en Bolivia, dinero que obtenía mediante la extorsión a los indocumentados.

Las excentricidades  
La investigación iniciada en 2016, plagada de escuchas y allanamientos, permitió descubrir el ostensible poder económico que Aguilera denotaba.  Eso quedó plasmado con el secuestro -hasta ahora- de 15 vehículos y 32 propiedades. Una de ellas es la que más llamó la atención a las autoridades por su envergadura y lo que motivó que se lo haya embargado por cien millones de pesos.  

Bullrich contó que la finca mayor, denominada “El Imperio”, está valuada en unos tres millones de dólares: “Son impresionantes las propiedades que tiene”, enfatizó la ministra.

Podría perderlo todo  
El Ministerio de Seguridad de la Nación elaboró un informe sobre las bandas de narco y traficantes más peligrosas de la Argentina y elaboró un listado de los bienes y dinero que mueven.  

Uno de los nombres que aparece en la lista es el de Juan Antonio Aguilera. Entre sus bienes hay millonarias propiedades, vehículos de alta gama y dinero en efectivo que se desbarató en 2016. Sus casas estaban ubicadas todas en la frontera, en Aguas Blancas, Orán y Pichanal.  Junto a él aparece Gustavo Sanco, señalado como el cabecilla de la banda apodada como el “Quijote”. 

El empresario bonaerense está acusado de ingresar la droga desde Bolivia o Perú en vuelos clandestinos, pero además tenía conexiones en Paraguay, Brasil, Ecuador, Canadá, España y el norte de África. Luego de varios allanamientos se decomisaron dos kilos de marihuana, 45 autos de alta gama, 12 motos, una moto de agua, 135 celulares y computadoras, 323.413 dólares, 37.610 euros, $2.312.512 argentinos, oro y joyas. Asimismo cuando se desbarató la Banda de Mendoza se secuestraron 97 vehículos, 16 motos y dos cuatriciclos; 7800 dosis de cocaína fraccionada por un valor de $7.000.000; más de tres kilos de marihuana y 10 armas de fuego.  

Todas las pertenencias secuestradas podrían perderlas si se aprueba la extinción de dominio que dispone que todos los bienes provenientes de la corrupción y narcotráfico pasen a manos del Estado. 

Fuente: La gaceta

Categoria: , ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar