DENUNCIAN A LA OBRA SOCIAL PAMI POR ABANDONO DE PERSONA

Prensa | 4.4.18 |

Eduardo Ríos manifestó que su suegra, de 90 años, y su madre, de 70, pasaron por la misma situación en el mismo día por lo que decidió, junto a su esposa Norma Olivera, realizar en la Fiscalía Federal una denuncia por abandono de persona.
Todo comenzó el pasado 27 septiembre de 2017 cuando una mujer que necesitaba ser internada en la clínica Sagrado Corazón no pudo hacerlo por falta de cama y debieron trasladarla al hospital, donde la madre de Ríos falleció al complicarse su cuadro por una infección intrahospitalaria.
A seis meses de la denuncia, nadie se hizo responsable "y hoy, tanto mi suegra como mi padre, son rehenes de un sistema perverso donde la única opción es el hospital San Vicente de Paúl, que carece de insumos y especialistas para los adultos mayores", repite, aunque reconoce la buena voluntad de los empleados.
El peregrinar de los abuelos
Todo comenzó el 27 de septiembre cuando se descompensaron casualmente la madre de Eduardo Ríos y la suegra, todos oriundos de la localidad de Hipólito Yrigoyen, pero por cuadros clínicos diferentes. Inmediatamente decidieron trasladarlas a la clínica Sagrado Corazón, ubicada en la ciudad de Orán.
"Al llegar a la clínica me dijeron que no había cama y me daban muchas excusas", sostuvo Ríos, quien decidió recorrer la clínica y observó camas disponibles. "Cuando reclamé me dijeron que el convenio con el PAMI se había caído. Cuando en realidad el convenio caducó el 29 del mismo mes. Y ese accionar configura abandono de persona", dijo.
La denuncia fue ingresada en Fiscalía Federal de Orán en contra de la clínica y de la obra social, que atiende a casi 15 mil afiliados en esta zona.
Cabe señalar que el PAMI hace meses se encuentra en el ojo de la tormenta, ya que dejó de brindar un servicio óptimo para uno de los sectores más vulnerables de la población, como es la gente de la tercera edad. Para los afiliados de Orán, desde el 3 de mayo de 2017 se cortó el servicio de los centros de atención privados en la ciudad.
Los afiliados al PAMI vienen golpeados por la quita de medicamentos y la reducción de descuentos indicando que en ambos casos desde hace varios meses sus familiares sufren el recorte de la obra social de los jubilados.
A seis meses del calvario que les tocó vivir, Eduardo Ríos y su esposa se sienten desamparados, ya que la única opción para los abuelos de la familia "es un hospital con mucha voluntad pero con recursos cercanos a cero".
Desde mayo último los afiliados que de la noche a la mañana se quedaron sin el servicio deben concurrir al hospital San Vicente para recibir atención "lo que no significa que la atención sea mala pero hay una demanda enorme que lo complica".
"Nuestra intención es que nuestros padres accedan a un sistema digno", concluyó.

Fuente : Orán al Toque

Categoria: ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar