Escucha el Audio de como el ex juez Reynoso presionaba a sus empleados cuando estallo la causa en su contra

Prensa | 22.2.18 |

El 4 de noviembre de 2015, con el allanamiento del Juzgado Federal de Orán y algunas detenciones, estallaba el escándalo por la acusación contra el por entonces juez Raúl Reynoso por beneficiar a narcos a cambio de coimas.

Resultado de imagen para juez reynoso
Días después, luego de haberse conocido los detalles de una declaración de un ex empleado suyo que lo comprometía, Reynoso convocó a los trabajadores del Juzgado a una reunión en la que les hizo una serie de advertencias.

LA GACETA SALTA accedió a una grabación de esa reunión.  La grabación, que está incluída en la causa, tiene una duración exacta de 68 minutos en los que se escucha hablar casi exclusivamente al ex magistrado, molesto al sentirse traicionado por su ex empleado cuyo testimonio fue clave para el inicio de la causa y el desarrollo de la investigación, motivo por el cual hoy es un testigo protegido cuya identidad se ordena reservar.

El juez confesó que la declaración de aquél testigo no lo sorprendía por completo, que se la veía venir porque sabía que se filtraba información desde su Juzgado, por lo que acto seguido enfatizó: “A todos les pido dos cosas: trabajo y fidelidad”.  “Yo siempre dije que algún día iba a descubrir quién va y dice cosas de acá, pero no necesité descubrir nada, se deschabó solo”, se le escucha decir al por entonces magistrado.

El enojo del juez contra su ex empleado surge indisimulable pese a mostrarse confiado constantemente con tener pruebas para demostrar su inocencia. En distintos fragmentos de la grabación lo menciona y hasta lo califica de desagradecido por declarar en contra, además, de Miguel Saavedra, mano derecha de Reynoso durante años.

Escuchá los fragmentos más fuertes de la grabación:


Entre las fuertes frases que Reynoso pronunció en contra de este testigo, se destaca cuando habla de que va a denunciarlo lo que le va a causar que le cueste concursar para algún cargo en lo sucesivo. “No va a quedar tranquilo jurídicamente, yo ahora estoy ocupado en pescados más gordos, de los medianos y más chicos me voy a ocupar después”, dijo.

Unas 20 personas, entre abogados y empleados, acudieron a la convocatoria hecha por el juez, mientras que varios no estuvieron presentes por estar de licencias, afectados a trabajos en otros lugares o por problemas de salud.

A lo largo de la reunión, Reynoso marcó que su idea era labrar un acta de la misma en la que se acredite que el motivo era el afianzamiento de las reglas de trabajo y dar la posibilidad a los empleados de efectuar una denuncia o comentario si observaban alguna situación irregular o sospechosa dentro del Juzgado. Incluso les insiste en que aquella era la oportunidad de hacerlo y no hacer como el ex empleado que nunca dijo nada.

En la grabación se escucha que nadie desmiente ni contradice a Reynoso y que tampoco expresan opiniones sobre haber visto situaciones irregulares. Según supo este medio, eso era una constante en las reuniones convocadas por el juez ya que todos le tenían “temor reverencial” y nadie se atrevía a enfrentarlo por miedo a represalias y sanciones.

A lo largo del juicio que se desarrolla desde septiembre y que tiene como principal imputado a Reynoso –junto a otras siete personas- de asociación ilícita, concusión y prevaricato, se escucharon las declaraciones de muchos de los empleados del Juzgado que relataron los acosos, malos tratos, retos públicos, enojos injustificados y controles excesivos que recibían. Así lo declararon Alejandro Daher, Gustavo Adad, María Alejandra Yampotis y Juan Manuel Puig. En un fragmento de la grabación se escucha al propio Reynoso decir que alguna vez sancionó a un empleado por estar usando el celular.

“A mí me van acusar de cosas sin razón y si me pueden meter preso, me van a meter preso”, se lo escucha decir convencido de lo que enfrenta pero, en aras de mostrarse fuerte también afirmó: “aún preso, a mí me gusta escribir poesías y la lectura, no vaya a ser que me hagan un favor y me den más tiempo para escribir poesías y novelas; no me aflige, mi familia está preparada, aunque no es fácil”.

Buscando convencer que sus determinaciones judiciales siempre estuvieron en orden a lo justo y a lo que constaba en los expedientes, Reynoso remarcó que siempre les dijo que en las causas tenían que poner lo que es real y que no se puede divagar y hacerse la película, meintras que luego vuelve a hacer una advertencia en tono amenazador: “yo les digo chicos, cuidado, no hablen más de la cuenta”.

Reynoso expresó algo que siempre sostuvo: que se trata de una causa armada, con intereses políticos y directamente con el fin de perjudicarlo. En ese sentido aseguró que el fiscal federal José Luis Bruno es uno de los grandes responsables y cuestionó que la ex empleada del juzgado, María Segovia, haya sido detenida como sospechosa y que después de declarar en su contra, fue inmediatamente liberada bajo falta de mérito.

Categoria:

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar