El precio de la nafta en Salta es el tercero más caro del país

Sebastián Acosta | 12.2.18 | 0 comentarios

El último aumento en el precio de los combustibles, aplicado esta semana en todo el país, ubicó la nafta Súper en el umbral de los 27 pesos -el litro llegó a los 26,90- pero la Infinia (versión premium de la petrolera estatal) sobrepasó la barrera de los 30 pesos y se colocó en 30,37. Aún peor, especialistas del sector aseguran que el precio volverá a dispararse en marzo, cuando entre en vigencia la reforma impositiva impulsada por el Gobierno nacional, que implicará un aumento del ITC (Impuesto a la Transferencia de los Combustibles), que las estaciones de servicio trasladarán a los usuarios.
Y si en la mayor parte del país los usuarios sienten que pagan caro el precio de los combustibles, en el interior el problema se profundiza por las ya clásicas asimetrías de la Argentina. Con $26,90 el litro, Salta y otras provincias del norte tienen la tercer nafta Súper más cara del territorio nacional; solo superadas por Formosa, Corrientes y Chaco, donde pagan $27,99 el litro; y Entre Ríos, adonde se la consigue por $27,17.
Las otras provincias que comparten el tercer escalón del podio junto a Salta son Tucumán, Catamarca, La Rioja, Jujuy y Santiago del Estero. Un poco más abajo en el ranking aparecen San Juan y San Luis, donde la Súper se paga $26,41; y Córdoba, donde cuesta 26,35. En tanto que en Santa Fe el precio es $26,24 y, en Mendoza, $25,21.
Los valores corresponden siempre a los exhibidos en las pizarras de las estaciones de servicio de las capitales provinciales, ya que en la mayoría de las provincias el combustible también es más caro en el interior.
Por detrás, y más a tono con el valor promedio del combustible en el país, aparecen Buenos Aires (provincia), donde el litro de nafta Súper vale $24,98; Misiones, con $24,53; y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (o Capital Federal), donde se paga $24,39. Muy por debajo del promedio, en La Pampa cuesta $20,69; en Santa Cruz y Chubut, $20,56; Río Negro, $19,80; Neuquén, 19,37; y, finalmente, Tierra del Fuego, con apenas $19,12.
Más allá de las diferencias de precio entre provincias, que tiene más relación con la distancia de cada una con las refinerías que las abastecen que con el hecho de que sean o no productoras de hidrocarburos, se dice que por regla general el precio de la nafta Súper en cualquier lugar del mundo es un dólar. De hecho, el sitio especializado globalpetrolprices.com, la sitúa en US$1,15 el litro, lo que traducido a pesos serían 22,99. En este marco, calcula el precio de la nafta Argentina en US$1,26, o sea once centavos de dólar más cara que el promedio mundial o, dicho en pesos, 25,19.
Desde el Gobierno nacional se intenta echar luz a la cuestión explicando que durante mucho tiempo los valores se mantuvieron congelados artificialmente y que el precio de la nafta debe fluctuar de acuerdo a ciertos valores internacionales que pueden ser el barril de crudo o el dólar pero con un mecanismo que no se termina de especificar. 
En efecto, en mayo de 2016, el presidente Mauricio Macri justificaba el cuarto aumento de combustibles del año, que llevaba la Súper de 13,01 a 17,08, al explicar que “la nafta hace muchos años que se liga al precio del dólar. Lo que hizo este Gobierno es pedir un esfuerzo compartido a los empresarios para que no hicieran el aumento todo junto”.
Aseguraba el Presidente que ese incremento escalonado había quedado concluido con la última suba del 10% de mayo de 2016 y, en parte, cumplía su palabra. En parte porque a partir de 2017 el valor volvió a escalar sostenidamente, con enormes saltos después de las elecciones de octubre último, hasta alcanzar los valores actuales con un incremento de más del 30% en apenas un año.
La nafta aumentó un 31,4% en Salta en la comparación de febrero de 2017 con febrero de 2018, cifra que no va de la mano con el precio internacional del barril del crudo, que en los últimos meses alternó subas y bajas sin que se registren descensos de precio significativos en el mercado argentino; tampoco coincide con el valor del dólar, que cerró 2016 a $16,30 y, en la actualidad, se ubica en $20,01, lo que implica que subió un 22,7%. Finalmente, tampoco se puede decir que el precio de la nafta esté atado a la inflación, ya que la misma cerró el 2017, según mediciones del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en 24,8%.
¿A qué se atan entonces los aumentos de la nafta en Argentina? La duda persiste. Lo único seguro es que seguirá subiendo.
El crudo viene con una baja sostenida
La que termina fue la peor semana en meses para los precios del petróleo. El precio terminó su sexta sesión consecutiva de retrocesos en Nueva York, y se generó temor de que los esfuerzos de la Opep para volver a equilibrar los mercados petroleros se vean frustrados por una abundante producción de crudo en Estados Unidos.
El barril light sweet crude (WTI) para entrega en marzo, cayó el viernes un 3,19 % y cerró en 59,2 dólares el barril. Ese fue el valor más bajo desde el pasado 28 de diciembre. 
En tanto que el barril de petróleo Brent para la entrega en abril cerró en el mercado de futuros de Londres en 62,79 dólares, un 3,11% menos que al cierre de la sesión anterior.
La caída del viernes se produjo en medio de informes que dan cuenta de un aumento en la producción de crudo en Estados Unidos, unido a una recuperación del valor del dólar. 
El crudo del Mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la jornada en el International Exchange Futures con un descenso de 2,02 dólares respecto a la última negociación, cuando acabó en 64,81 dólares.
El precio del Brent, en tanto, cayó por sexta jornada consecutiva. Hubo preocupaciones en el sector por un exceso de oferta en el mercado por un aumento de producción en Estados Unidos y la perspectiva de que Irán prevé incrementar sus extracciones.
FUENTE : EL TRIBUNO

Categoria:

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar

0 comentarios