El policía que habría disparado se negó a someterse a una prueba clave

Sebastián Acosta | 6.1.18 |

El fiscal debió solicitar autorización a la jueza para obligar al imputado a que se le practique una pericia.


El fiscal Rodrigo González Miralpeix está abocado a la recolección de pruebas que permitan esclarecer los hechos que terminaron con la muerte del menor Nahuel Salvatierra la noche del miércoles en el barrio Solidaridad. Pero ayer se encontró con la resistencia de uno de los policías imputados quien se negó a someterse a una pericia.
Juan Carlos Cardozo, el policía sospechado de haber disparado a sangre fría a la víctima, se negó a someterse a una extracción de cuerpo que permita determinar la existencia de pólvora en su mano, de modo de establecer si fue quien disparó.
Sin embargo, la pericia se practicó compulsivamente luego de que la maniobra sea autorizada por la jueza Ada Zunino, según informaron fuentes fiscales.
Las primeras pericias en el lugar lograron el levantamiento del casquillo de la bala que se corroboró que corresponde a un arma calibre nueve milímetros, la misma reglamentaria que usan los policías.
Pero después, en horas de la tarde, una vecina encontró en su casa, de forma accidental, el plomo de ese casquillo, contó LA GACETA, el fiscal González Miralpeix. El mismo fue levantado y se documentó el lugar en dónde impactó lo que permitirá determinar la trayectoria del proyectil.
Más pruebas importantes
Si bien aún se aguarda el informe final sobre la autopsia del cuerpo de Nahuel, los médicos que lo atendieron en el hospital San Bernardo le aseguraron al fiscal que la bala entró por detrás de la cabeza y salió por delante, por lo que estaría acreditado que la víctima estaba de espaldas. Las pericias estarán listas la semana que viene.
También esperan exámenes de biología molecular, balística y otras cuestiones médicas que demandarán un tiempo pero el fiscal espera que no sea demasiado extenso y les permita cerrar la etapa preliminar en un tiempo “relativamente corto”.
González Miralpeix ya pasó una extensa nómina de testigos a la Policía para que les avisen que serán citados a declarar, mientras que también practicarán pericias sobre la moto.
La Fiscalía también solicitó a la fuerza que les remitan los legajos de los imputados y sus antecedentes policiales.
Otro elemento que complicaría la situación de los imputados es su comportamiento posterior al incidente, ya que ambos se fueron del lugar sin dar aviso de lo sucedido a la policía ni a algún servicio de salud. 
FUENTE; LA GACETA

Categoria: ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar