Luego de 12 horas de debate y una batalla campal, el Gobierno logró aprobar la reforma previsional

Prensa | 19.12.17 |

Tras una larga discusión en el recinto de sesiones de Diputados, en medio de un clima enrarecido por la violencia que ganó las calles durante la extensa jornada de ayer, finalmente el Ejecutivo logró aprobar el proyecto de ley con 128 votos a favor y 116 votos en contra


Fueron 12 horas de debate y discusión en el recinto de sesiones de la Cámara de Diputados, en medio de un clima enrarecido por la violencia que ganó las calles durante la extensa jornada de ayer, pero finalmente el Gobierno logró aprobar la reforma previsional con 128 votos a favor y 116 votos en contra, y 2 abstenciones.    La votación tuvo lugar a las 7:13 y a las 7:20, por pedido del presidente del interbloque Cambiemos, Mario Negri, se votó un cuarto intermedio hasta las 17 de hoy, para continuar con agenda parlamentaria dispuesta por el Gobierno en sesiones extraordinarias.  En cuanto a la reforma previsional, la sesión especial estaba prevista para las 14 de ayer y, minutos después, Cambiemos logró el quórum con 130 diputados sentados en sus bancas, pero el debate estaba lejos de comenzar. Los incidentes fuera del Congreso y la reunión entre representantes de la Casa Rosada y los gobernadores para garantizar la aprobación de la norma convulsionaron los ánimos del resto de la oposición (Frente para la Victoria, Frente Renovador e Izquierda), que se encargaron de presentar una cuestión de privilegio tras otra.

Así fue que pasaron cinco horas -con un cuarto intermedio de media hora- hasta que finalmente, a las 19.06, con un dilatado discurso de Eduardo Amadeo, leído entre insultos, empezó el debate por la iniciativa que cambia la fórmula jubilatoria.  Hasta aquí la sesión ya era lo suficientemente extensa. El cansancio era visible entre la mayoría de los diputados, pero todos eran conscientes que todavía faltaba la parte más ardua. Los más optimistas esperaban una votación a las 2 de la madrugada, pero teniendo en cuenta que a la 1 restaban 94 oradores se calculaba que el debate se prolongaría hasta las 8.

A raíz de esto, se definió que, cuando se vote la reforma previsional, no se seguirá con la tributaria -lo próximo en la orden del día- sino que se llamaría a un cuarto intermedio, probablemente para el mediodía o a las 14 de hoy.   A la media noche la tensión no cesó en el recinto. Cuando finalizaba la intervención de los bloques y se debía pasar a los discursos individuales de cada diputado, la oposición hizo un intento más de suspender la sesión. Todo comenzó cuando tomó la palabra Daniel Filmus, quien hizo referencia a las protestas en toda la Ciudad y el interior el país, que ya habían llegado a las afueras del Congreso: "Creo que tenemos que tener un gesto de responsabilidad. Hay una situación realmente de angustia, de dolor. La gente está en la calle, la Ciudad muy pocas veces tiene esta expresión. Un sector muy importante de nuestro pueblo no está dispuesto a dejar que se apruebe esta ley que perjudica a tantos argentinos, especialmente a los más humildes".

En Cambiemos ya están mentalizados para estirar el debate de hoy. Es más, algunos dentro de la bancada lo reconocen como estrategia. Querían cansar al Frente para la Victoria, que utilizó todas sus fuerzas para hacer caer la sesión argumentando que el clima en las calles así lo pedía. Ahora, consideran que ya dan la votación por perdida y las voluntades para retomar la batalla desde los micrófonos no es la misma.   A esto hay que sumarla las masivas movilizaciones, que llegaron a las puertas de la Cámara. En un principio la intención era acortar la cantidad de oradores, pero luego decidieron que hablaran los 94 para extender el debate y la situación en las calles se diluyera, aunque la estrategia no tendría mucho éxito: en la zona del Congreso hay al menos tres cuadras de gente que se acercó con cacerolas, bombos y banderas.

Categoria: ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar