Juicio a Reynoso: El acusado René Gómez salió a defenderse pero no le fue bien

Periodistas | 12.12.17 |

El abogado penalista René Gómez, se sentó ayer frente al Tribunal Oral Federal de la Sala I y declaró como imputado en la causa en la que está siendo juzgado junto a otros letrados y el ex juez Raúl Reynoso.

Gómez, María Elena Esper, Eladio Gaona y Ramón Valor están siendo juzgado por el supuesto cobro de dádivas, para lograr libertades en algunos de sus clientes.
La declaración indagatoria, en la que al ser imputado no tiene obligación de decir verdad, se prolongó a más de tres horas, en cuyo transcurso negó y fundamentó algunos aspectos de la testimonial que su ex pareja R.R.V. había hecho la semana anterior y que continuó ayer.
El penalista contó detalles de su detención haciendo hincapié que se realizó sin el resguardo de sus derechos, que fue esposado, en plena vía pública, “esta mujer (por su ex pareja) no hizo más que mentir dijo que yo la golpeaba que la amenace. Nada más lejos de la verdad”, dijo.
Hizo referencia a que por celos, su ex pareja incluyó en sus ataques a la jueza Liliana Snopek. “Esta magistrada me merece  mucho respeto, y yo siempre se lo hice saber, ella la enlodó”, dijo Gómez.
En ese punto de la audiencia se suscitó una situación extraña en la que Gómez dijo según escucharon algunas de las partes allí presentes, y el mismo público, que había ido a cenar con la magistrada -como una forma de ganarse a la funcionaria-según Gómez lo hizo en el marco de volver a las palabras de R.R.V., sin embargo la querella representada por Carlos Garmendia le pidió lo aclare.
Fue aquí, que como primera medida se solicitó se cerrara la puerta del recinto para evitar situaciones incómodas a la jueza que tiene su despacho por ese sector de tribunales. Luego el vocal Carlos Casas, solicitó a Garmendia retire esa pregunta por considerarla que no correspondía.
Garmendia, usó de la palabra sosteniendo “sólo repito lo que escuché, y si se entiende que hay algo que no corresponde la retiro”.
La versión sobre su cliente Farfán
Al tiempo de dar su versión en relación al narcotraficante Miguel Ángel Farfán, su cliente, relató que estaba involucrado en una causa por pago de dádivas en la causa del ex juez Federal José Antonio Solá Torino, cuya condena a seis años de prisión, aún no está firme por tanto no se cumple. “Mi cliente estuvo detenido por esa causa, y el propio ex magistrado estaba libre”.
Luego en el avance de la indagatoria se entendió que se trataba de dos situaciones diferentes una causa por el transporte de cocaína y otra por las dádivas. Cuando se dicta la prisión para Farfán, éste que estaba asistiendo al juicio en contra de Solá Torino, se fuga y nunca más se sabe de él.
Antes de esa situación y también prófugo, Gómez contó que visitó a Farfán, en dos oportunidades, en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, donde estaba viviendo. Otras personas sostienen que fueron cuatro veces, según se derivan de sus dichos.
Esta declaración no puede ser tomada como encubrimiento, considerando que se trata de su cliente y sus actuaciones como abogado defensor lo avalan para una situación de esas características. Gómez solicitó se consigan las certificaciones que Farfán cuando estuvo con domiciliaria, firmó cada mes en el Juzgado Federal de Salta, esto en el marco que su ex pareja aseguró que al nacotraficante le “hacían” la firma, que él no concurría.
Las insólitas revelaciones de René Gómez
La fiscalía y la querella se sorprendieron con  las revelaciones sobre jueces y funcionarios. Tanto el fiscal Carlos Amad como el querellante Carlos Garmendia, se mostraron sorprendidos en la audiencia cuando René Gómez, dijo que “a mi casa van jueces, defensores, funcionarios, como Guillermo Catalano,  Abel Cornejo, los ex intendentes Rubén Corimayo y Alberto Cabana, y por eso no se están excusando a cada rato”.
Fue cuando cada uno a su tiempo tanto Amad como Garmendia, remarcaron que al no ser de esta provincia no pueden entender estas relaciones cercanas entre jueces y abogados, llegando a consultarle a Gómez, “se excusan los jueces que van a comer a su casa”, a lo que Gomez respondió: “No porque se entiende que no hay una amistad íntima”.
Todas estas aclaraciones buscaban de la mano de René Gómez de tirar por tierra las declaraciones de su ex pareja que lo señalaba como cercano a narcotraficantes.
“Yo no como con narcos”, dijo; aunque más adelante reconoció que fue testigo del casamiento de Miguel Angel Farfán, imputado en una causa por el tráfico de 50 kilos de cocaína, habiendo asistido a la fiesta que hizo por ese motivo en el Hotel Salta. 

Categoria: , ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar