Desde el hospital explicaron cómo fue el parto que terminó decapitando a un bebé

Sebastián Acosta | 22.12.17 |

Los detalles son espeluznantes, no obstante las autoridades consideraron que se trataba de un feto inmaduro, con pocas chaces de sobrevida.

La sola idea de un bebé decapitado ya horroriza, pero esto fue lo que sucedió y desde la gerencia del hospital de Tartagal, donde se realizó el parto, lo confirmaron. Ahora pesa sobre los profesionales intervinientes una denuncia de mala praxis y la justicia investiga sobre lo ocurrido, mientras se espera los resultados de la autopsia. 

Al respecto, el gerente del hospital Juan Domingo Perón, José Fernández, dijo a LA GACETA que la paciente fue derivada desde Salvador Mazza en trabajo de parto, cursando 22 semanas de embarazo, con un feto inmaduro que pesaba 700 gr y con muy pocas chances de sobrevida.

Explicó que para el hospital de Salvador Mazza este caso era de complejidad, por lo que se trasladó de urgencia a la mamá, una mujer de 30 años, perteneciente a una comunidad originaria de La Bendición de aquella localidad fronteriza. 

“Cuando se la recibió en Tartagal se intenta frenar el trabajo de parto, porque era muy inmaduro para que tenga una chance de vida, el feto tenía poca sobrevida”, comenzó el relato el gerente del hospital. Pero nada lo frenó y el parto continuó. 

“Venía al revés, de nalga”, dijo el médico y continuó: “comienzan a salir las piernas, luego la cintura, el torso, un brazo y después otro, hasta que un espasmo comprime el cuello del útero y se comprime el cuello del bebé, quedando la cabeza en el interior”. 

Esa comprensión provoca que el bebé fallezca, dado que también se comprime el cordón umbilical, según detalló Fernández. Las siguientes acciones de los profesionales fueron para tratar de salvar a la mamá, cuya vida se ponía en riesgo, de acuerdo a lo explicado. 
“Ante esta situación, la obstetra llama a los médicos ginecólogos que estaban en el quirófano. Uno de ello deja la cirugía y baja del segundo piso a ver lo pasaba, comprueba que ya no había latidos y hace maniobras para sacar la cabeza. Ahí el riesgo es que se comienza a desprender la placeta y puede provocar una hemorragia y pone en peligro a la madre. En estas situaciones tenemos que preservar la vida de ella”, relató.

Allí es cuando uno de los profesionales hace una maniobra para sacar la cabeza del bebé y se produce el desmembramiento del cuerpo. “Se sale el cuerpo y la cabeza queda adentro”, dijo textual el gerente del hospital, quien contó a LA GACETA los detalles de este trágico parto en base a la historia clínica. 

En medio del relato, Fernández hizo un paréntesis y dijo: “sé que parece sacado de una película de terror, pero fue así”.  Tras el desmembramiento, quedaba practicar una cesaría para sacar la cabeza. Pero la sala del quirófano estaba ocupada, ya que continuaba aquella cirugía que uno de los ginecólogos dejó para auxiliar a la mamá. 

La mujer debía esperar. “Y queda en una sala llamada antequirófano, donde empieza tener pujos y expulsa la cabeza; y se da el alumbramiento de la placenta y una pequeña hemorragia”, apuntó el médico.

Finalmente, y luego de la trágica noticia que recibieron la mamá y el papá, “hoy quedaba hacer un  degrado para sacar lo que resta de membrana”. Según Fernández, la mujer está bien, y podría recibir el alta entre hoy y mañana.  Mientras los papás no encuentran explicación a tanto dolor, desde el hospital dijeron que no se procedió con negligencia para considerar que hubo mala praxis. 

El gerente del nosocomio dijo estar enterado de la denuncia, pero que aún no le llegó algún oficio judicial. “La mala praxis será una decisión judicial. En cuanto a nosotros respecta, pedimos informes a todos los que participaron, el médico, la obstetra y la enfermera. Ese informe lo elevaré a Salta, al ministerio de Salud, donde definirán si corresponde si elevar un sumario”, concluyó el profesional.

Categoria: , ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar