Padres de la escuela Illia piden que se suspendan las clases

Periodistas | 16.11.17 |

Están alarmados por la cantidad de roedores que fueron cazados en el establecimiento.De siete maestras intoxicadas, continuaban ayer tres internadas, una en terapia intensiva.

En una acalorada jornada, los padres de alumnos de la escuela Arturo Illia, de Orán, pidieron suspender las clases mientras esperaban ayer al coordinador del Ministerio de Educación para recibir una repuesta que los tranquilice y les dé garantías sanitarias.
Durante la reunión con el funcionario de Educación se produjo más de un altercado porque los padres reclamaban que el Gobierno preste mayor atención a lo que está ocurriendo en Orán.
Los padres, preocupados, expresaron su malestar por el manejo de los funcionarios ante esta contingencia en la escuela ubicada en barrio Caballito, uno de los más pobres de la ciudad, e insistieron en pedir la suspensión de las clases hasta realizar las obras necesarias y la desratización completa del establecimiento.
"Por favor, no es que no queremos mandar a nuestros hijos a la escuela ni que lo maestros no quieran dar clases. Suspendan 15 días las clases y después se recuperan", pidieron a coro los padres presentes.
"Pedido a superiores"
El coordinador del Ministerio de Educación, Enrique Barrios, sostuvo por su parte que elevará el pedido a sus superiores y a las autoridades de Salud para que el área de Epidemiología pueda tomar la decisión final, pero mientras tanto se comprometió a arreglar el cielo raso del establecimiento. "Tomaremos medidas con respecto a las condiciones de limpieza de la institución", dijo.
Con respecto a la intoxicación que sufrieron el pasado martes algunas docentes, afirmó: "Lo que pasó después de la desinfección no fue provocado por la presencia de ratas en el edificio, sino por los productos químicos usados por la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad, a cargo de Carmen Olivera".
Por su parte, la vicedirectora de la institución educativa, Josefa Cardozo, confirmo que tres docentes continuaban ayer internadas en el Sanatorio Gemes por intoxicación, luego de la fumigación realizada en la escuela el fin de semana. "Una de ellas está internada en terapia intensiva de esa clínica", remarcó Cardozo.
Fumigaciones, en la mira
La secretaria de Ambiente municipal, Carmen Olivera, consultada por la prensa, aseguró ayer que en las fumigaciones no se usó ningún insecticida prohibido.
La funcionaria municipal contó que trabajaron en la escuela Arturo Illia el domingo. "Solo aplicamos lavandina y el insecticida Lambda, dado que allí encontramos ratas, murciélagos y heces de ratas", dijo.
El producto insecticida fue comprado por la misma Secretaría. Así, Olivera se desmintió a sí misma, dado que había firmado un acta se análisis de la situación durante una reunión realizada en la escuela República de Turquía -porque la Illia estaba inutilizable- donde figura que el veneno había sido entregado por el Ingenio Tabacal. Pero ayer, la funcionaria comunal dijo: "Jamás utilizamos ni un centímetro de Produfum, como dice el acta".
Olivera reconoció el error propio, de haber firmado un acta "sin haberla leído". Visiblemente alterada, por la situación, señaló: "No somos empleados del Ministerio de Educación. Encima de que colaboramos con la limpieza de las escuelas por orden del intendente Marcelo Lara, nos responsabilizan por algo que corresponde a Educación de la Provincia".
"La única forma de erradicar los roedores de las escuelas es con limpieza profunda y continuada", dijo la funcionaria municipal a los medios.
El estado de las escuelas
Por otra parte, Olivera brindó un informe detallado del estado de higiene de los establecimientos educacionales que fueron inspeccionados, que resulta lapidario para los funcionarios educativos y para el personal directivo de las mismas.
El informe dice que "en la escuela Hugo Alberto Luna, del barrio 20 de Febrero, el martes se reanudaron las clases luego de que el subgerente del hospital San Vicente de Paúl, doctor Julio Cortez, le diera el alta sanitario al establecimiento". En este caso puntual, en el que se dieron casos de hantavirus, Olivera hizo la salvedad de que las ratas que provocaron los casos de la temida enfermedad en los alumnos pudieron ser del monte y haber llegado al edificio escolar ante la quema de cañas, ya que la escuela se encuentra a 300 metros de los rastrojos.
El informe consigna además: "En la escuela Néstor Taranto del barrio homónimo se encontraron heces de roedores, lo mismo que en la escuela Patrón Costas, donde se vio heces de ratas".
Más adelante, se menciona que "en la escuela Osvaldo Pos también se encontraron heces de ratas en los armarios, por lo que continuarán con la fumigación en ese establecimiento educativo".
Para finalizar, Olivera informó que la situación higiénico sanitaria es grave, sobre todo en las instituciones educativas, en la comisaría 20 y en la Unidad Regional 2, que está ubicada en pleno centro de la ciudad.
FUENTE:: EL TRIBUNO

Categoria: ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar