Caso Maldonado: gendarme salteño actuó en el operativo y está comprometido

Periodistas | 18.9.17 |

En el marco de la causa que investiga la desaparición forzada de Santiago Maldonado el 1 de agosto pasado mientras se reprimía a la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia de Cushamen, en El Bolsón, Chubut, se tomó declaración a un gendarme salteño que reconoció haber tirado una piedra a un encapuchado mientras este se encontraba de espaldas a él. 


Así lo dio a conocer ayer el medio porteño Infobae al indicar que las declaraciones se hicieron ante funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación y en ellas surge que Neri Armando Robledo, salteño, junto a otros cinco gendarmes más tomaron licencias a sólo un día después de lo ocurrido en la represión.
Según se indicó en la información brindada, Robledo tomó licencia junto al subalférez Emmanuel Echazú, el cabo Darío Zoilan, el cabo 1° Ernesto Yañez, el cabo (y cocinero) Alejandro Ruiz Díaz y la gendarme Maira Ramos.
Sus licencias otorgadas fueron advertidas por los investigadores judiciales cuando fueron a secuestrar los casi 130 teléfonos celulares, cuyas desgrabaciones fueron incorporadas a la causa el jueves 14 de septiembre. Los teléfonos de ellos no estaban a disposición.
Según declararon en testimoniales internas ante funcionarios del Ministerio de Seguridad nacional, Echazú, Robledo y Zoilán llegaron hasta la orilla del río Chubut durante la persecución a los manifestantes. Echazú dijo que vio cruzar el río a "ocho personas" y Robledo admitió que tiró un piedrazo contra un "encapuchado" y que le pegó en la espalda cuando éste estaba alcanzando la otra orilla. Zoilán declaró en las últimas horas que disparó a una sombra. Los dos gendarmes declararon después de la licencia. 

Problemas de salud
Al solicitar la licencia, Robledo argumentó "problemas de salud" de su padre y viajó a la provincia. Fue licenciado entre el 3 y el 17 de agosto. Luis Lagger, comandante general de Gendarmería, le tomó declaración testimonial interna el 11 de septiembre pasado y el gendarme admitió haber tirado piedras y comentarlo a sus camaradas.
Desde Infobae se indicó que lanzar piedras no está permitido según el protocolo de acción ante manifestaciones públicas vigente por el Ministerio de Seguridad nacional. Disparar postas de goma de manera ofensiva, tampoco.
Según se sospecha, el uso de piedras habría sido masivo en el operativo del 1° de agosto, lo que expone un operativo descontrolado.
Como Robledo, la gendarme Maira Ramos también viajó a Salta, sólo que un día antes que su compañero, el 2 de agosto, y volvió el 16 de ese mismo mes. Se supone que la mujer tampoco llegó a la zona del río y es una de las que se quedó en custodia de las mujeres y los niños mapuches que ocupaban la casilla de guardia, a unos 100 metros de la tranquera.

Categoria: ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar