EL PARTIDO OBRERO PLANTEA UNA SALIDA A LA CRISIS DE BAGAYEROS

Radio NOA | 5.6.17 |

Los llamados bagayeros son trabajadores, que producto de la desocupación son empujados con complicidad del Estado a desarrollar esta actividad, precaria, peligrosa e insalubre. Hoy reclaman y se movilizan frente a medidas de ese mismo Estado que impedirían que sigan trabajando de esta manera, aunque no exista alternativa de otro trabajo.
El Partido Obrero rechaza cualquier medida represiva en su contra.
En lugar de mandar más fuerzas de seguridad el gobierno debe intervenir para ofrecer alternativas de trabajo.

Proponemos que se destine un fondo de emergencia para construir obra pública en la zona, con mano de obra intensiva, financiada con fondos del crédito del “Bicentenario” teniendo en cuenta que, según informe del ministro Parodi hay 2700 millones de ese dinero en inversiones financieras, mientras solo se aplicó 800 a bienes de capital y Obras. El fondo y la ejecución de las obras deben ser controlados por trabajadores y vecinos para que no suceda un nuevo fraude como el del llamado Fondo de Reparación Histórica que dejo la mitad de las obras sin terminar y algunas sin comenzar (como la planta depuradora de Oran). Este debe ser un primer paso de una reorganización general de la economía comenzando por el uso del suelo y de una política que obligue a concentrar y reinvertir en el departamento, las ganancias que se producen en la zona. No hay otra forma de crear industrial y que, por ejemplo el Parque Industrial de Pichanal deje de ser un pastizal sin una sola fábrica.
Un congreso de trabajadores de todo el departamento debería discutir estas y otras iniciativas para enfrentar desocupación y la pobreza extrema.
Gobierno y empresas nos llevaron a esta crisis extrema. El uso del suelo con monocultivo de la caña, que sustituyó a frutas y hortalizas, ha eliminado miles de puestos de trabajo. En la principal empresa privada, el ingenio San Martin del Tabacal de la empresa Seabord se viene reduciendo sistemáticamente los puestos de trabajo. Cada cambio tecnológico provoco pérdida de empleo, hace varios años que no se cubren las jubilaciones, en 20 años de gestión de esta empresa hay unos 3000 puestos de trabajo menos, entre ellos buena parte de los de la citrícola que fue transferida. Cuando esta empresa plantea ahora crear un turno relevante no piensa tomar ningún nuevo operario sino reorganizar los actuales.
El penoso trabajo del bagayero.
La actividad del bagayero es penosa. El gobierno hace la “vista gorda” para disimular su responsabilidad en esta degradación social. A su vez el municipio tiene una caja negra con la playa de transferencia.

Los bagayeros no son narcotraficantes. Son trabajadores explotados en un negocio muy rentable para los capitalistas. No tienen obra social, en pocos años presentan graves problemas de salud y son descartados cuando su cuerpo ya no puede soportar la jornada laboral.
Es verdad que en este circuito se puede infiltrar el tráfico hormiga de estupefacientes, pero los bagayeros han manifestado que están dispuestos a ser controlados para evitar confusiones. Vale decir que el narcotráfico no pasa las espaldas de estos trabajadores, sino en aviones que aterrizan en pistas clandestinas con el aval de los funcionarios o en grandes camiones como quedo expuesto en el caso del ex Juez Reynoso.
Luchamos por trabajo genuino bajo convenio laboral para que salir de esta barbarie.

PARTIDO OBRERO ORAN
JUNIO 2017.

Categoria: , , ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar