Diputados: Cambiemos y el kirchnerismo votaron en contra de la anulación del dietazo

Periodistas | 23.6.17 |

Una vez más, la supuesta grieta entre el macrismo y el kirchnerismo se mostró, en realidad, como un acuerdo de convivencia política en el ajuste y defensa de espúreos intereses comunes.
En esta oportunidad, la demostración corrió de la mano de la aprobación por parte de todos los parlamentarios del oficialismo y de la supuesta oposición del Frente para la Victoria (o, como gustan llamarse ahora, Unión Ciudadana) del dietazo que eleva arbitrariamente los ya onerosos sueldos que cobran en el Congreso. El diputado salteño Pablo López, del Frente de Izquierda–Partido Obrero, solicitó que se trate en la sesión su proyecto de anulación del dietazo, dejando sin efecto los aumentos de los gastos de representación y del valor del canje de pasajes, pero 141 diputados macristas y kirchneristas alzaron sus manos en contra.
 
"Hoy se cerró la grieta. Los diputados de Cambiemos y del FPV defendieron a fondo el dietazo al rechazar debatir el tema, ante nuestro requerimiento de apartamiento de reglamento. El Frente de Unidad Ciudadana, lanzado por Cristina ayer, debutó dando la espalda al pueblo de ´carne y hueso’”, denunció Pablo López a los medios. 
 
Desde los kirchneristas Axel Kicillof, Diana Conti, Julio de Vido o Andrés "Cuervo" Larroque a los macristas Nicolás Massot, Karina Banfi, Mario Negri o Alfredo Olmedo: todos defendieron aumentarse los sueldos mientras las cifras del Indec indican el aumento del hambre entre la población de menores recursos. Una verdadera burla a los trabajadores. 
 
“Acá tenemos un enorme contraste: mientras se otorgan abultados aumentos a los diputados, que llevarían la dieta, en algunos casos, a casi 200 mil pesos, se les está negando a las personas con discapacidad una pensión que no llega ni a 5 mil pesos. Volvemos entonces a la polémica en relación a cuál debe ser la referencia del ingreso de los diputados: ¿los ingresos de los CEOs y gerentes de sus propias empresas o los ingresos de los trabajadores?”, señaló Pablo López, recogiendo el proyecto de ley presentado por su bloque que establece que un legislador no puede cobrar más de cuatro salarios mínimos.
 
El diputado salteño, que comparte la banca con la diputada Soledad Sosa, y hasta hoy con el también diputado Néstor Pitrola (quien renunció a su banca en función de los acuerdos de rotación del FIT), concluyó: “El dietazo es una obscenidad cuando asistimos en el país a un brutal ajuste contra los trabajadores, con despidos, una carestía creciente y un salario promedio inferior a los $12.000, por debajo de la línea de pobreza”.

Categoria: ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar