PAMI. Brutal recorte a jubilados en conurbano, Tierra del Fuego, Entre Ríos y Salta

Radio NOA | 31.5.17 |

En un excelente trabajo de Tomas Lukin para Página 12 se informa que el PAMI del presidente Mauricio Macri, recortó la cobertura de medicamentos para sus afiliados, interrumpió la provisión gratuita de anteojos, eliminó programas de prevención de enfermedades recurrentes en los adultos mayores, redujo las prestaciones de trasplantes y limitó la cantidad de alimentos que entrega a los centros de jubilados.
Como parte de su estrategia para “contener gastos” en los servicios que contrata a prestadores privados, el Instituto modificó en abril el sistema modelo de pago para las clínicas y profesionales. La decisión fue implementada a través de la resolución  395/2017 y tuvo como correlato un ajuste de entre 22,9 y 36,9 por ciento del financiamiento para estudios diagnósticos.
Un informe de la Fundación Soberanía Sanitaria al que accedió advierte que “las consecuencias de estos cambios para los afiliados son la disminución del acceso y de la calidad de los servicios que se ve reflejada en la dificultad para obtener turnos, el desgaste de los pacientes y el aumento del gasto de bolsillo”. Durante el primer mes de vigencia del nuevo sistema varias clínicas privadas en el conurbano bonaerense, Tierra del Fuego, Entre Ríos y Salta recortaron la atención para los afiliados del instituto.
A pocas semanas de asumir como nuevo interventor del PAMI, Sergio Cassinotti, firmó la resolución que modificó el modelo de financiamiento de las prácticas garantizadas a sus afiliados a través de prestadores privados. La normativa reemplazó el esquema de pago por prestación con un sistema de pago por cápita para los servicios básicos.
El documento indica que en la zona norte y oeste del conurbano donde se atienden 900.000 afiliados, las entidades privadas han dejado de atender PAMI denunciando una caída de hasta 50 por ciento de sus ingresos. Lo mismo sucede en Tierra del Fuego donde los efectores privados dejaron de dar prestaciones a los afiliados y su atención quedó únicamente a cargo del subsector público de la salud. En Salta, los kinesiólogos suspendieron la atención a afiliados del instituto denunciando que el pago se redujo a 0,57 pesos por sesión.
“Las medidas llevadas adelante por PAMI están muy lejos de contemplar las necesidades de los más de 5 millones de jubilados. Sólo parecen tener por objeto la reducción del gasto público”, señala el informe al indicar que “a esta lógica de administración–gerenciamiento que se basa en recortes de prestaciones y medicamentos así como en obstáculos en el acceso a tratamientos, subyace la idea de una salud para pocos, con un Estado que se corre de su rol de garante de derechos y que entiende al proceso salud–enfermedad como un bien sujeto a las leyes del mercado. Atrapados en esta lógica mercantil quedan los jubilados”.

Categoria: ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar