Un policía amenazó a su pareja con matarla de un tiro

Radio NOA | 11.4.17 |

La mujer dijo que estando borracho, él le gritó que la iba a matar y le apuntó con la pistola. Vive con él hace 14 años y tienen 2 hijos; ella descubrió que la engaña.

 "Sos una p... Te voy a cagar matando, eso te merecés. A todas las p... se las mata".
Los gritos del agente Ricardo Sanabria se escuchaban hasta en la vereda. Su mujer, Mónica Gabriela Maldonado, intentaba salir a trabajar a la sandwichería que está al lado de su casa, en el barrio Santa Rita de Tartagal. Él estaba ebrio desde el día anterior y era, en menos de 24 horas, la segunda vez que la insultaba a los gritos. Pero esta vez fue más allá: sacó su arma reglamentaria y le apuntó.
- "­Bajá el arma y dejá de gritar! Yo me voy a trabajar", le respondió ella. Y en un impulso que le sirvió para superar el temor, salió de la casa a la sandwichería.
- "Vení. Te voy a matar, vení ya para acá",siguió él a través de las rejas, mientras ella iniciaba su jornada laboral.
Era sábado y la venta de sándwiches para llevar o para comer en la vereda repunta. Ella intentó explicarle a él que estaba trabajando, que dejara de insultarla. Intentaba cuidar su trabajo.
Beber todo un día
El policía había comenzado a beber cerveza con un amigo que trabaja en seguridad de la Ciudad Judicial de Tartagal el viernes cerca de las 17. Un día después, la ingesta de alcohol lo tenía fuera de sí.
Ya ese viernes en la noche le había gritado cuando ella volvió de la sandwichería.
- "¿Dónde mierda andabas? Seguro te fuiste a hacer c...., sos unap... de mierda".
Finalmente él se durmió en la madrugada del sábado, a las 4. Pero tres horas más tarde se levantó y fue a comprar más alcohol. Eran las 17.30 y él seguía bebiendo. Fue cuando ella se preparó de nuevo para ir trabajar al lado, y él no solo laamenazó, sino que sacó el arma y le apuntó directo al cuerpo.
Denuncia
En la sandwichería ella trabajaba hasta tarde, como todos los sábados. Pero con él insultándola y con el arma en la mano, no se sentía segura ni mucho menos podía concentrarse. Fue entonces que llamó al Sistema 911 y él fue aprehendido alrededor de las 20.15.
Poco antes de las 22 ella fue hasta el puesto policial de Villa Gemes e hizo la denuncia.
Al oficial que le tomó declaración, Mónica Maldonado le dijo que no era la primera vez que Sanabria la insultaba y que en otras ocasiones también la había amenazado con el arma reglamentaria.
"No lo denuncié antes porque no quería perjudicarlo en su trabajo, pero ahora la situación se tornó insoportable. Tengo miedo por mí, pero también por mis hijos", afirmó la mujer.
La denuncia por "amenazas con arma de fuego" fue trasladada de inmediato a la Fiscalía Penal de Violencia Familiar y de Género de Tartagal.
Hasta anoche, el agente continuaba detenido.
De “novio” con una joven
El Día de la Mujer no fue un día de respeto y paz para Mónica Gabriela Maldonado, quien tiene 39 años y el sábado denunció a su concubino por amenazarla con su arma de policía. Ese día, una joven de 21 años tocó la puerta de su casa y le pidió hablar unos minutos.
Apenas entró a la casa, la muchacha le contó que desde hacía tiempo ella era “la novia” de Ricardo Sanabria. Y para que a Mónica Gabriela no le quedaran dudas le mostró fotografías que se habían sacado juntos.
La muchacha, quien vive en la localidad de General Mosconi (a 7 kilómetros de Tartagal), le contó: “Siempre nos vemos antes de que Ricardo entre al trabajo”.
Según su relato, la joven también había sido engañada por el agente: “A mí me dijo que es soltero, que tiene un hijo con una mujer, pero que vive en la casa de una tía”, le contó la muchacha de 21 años.
En la casa del barrio Santa Rita, la “novia” del policía terminó de confirmar la verdad que le había llegado por otras vías: Sanabria convivía con Maldonado desde hace 14 años y tienen dos hijos menores de edad. EL TRIBUNO

Categoria: , ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar