Preocupa a los kollas la falta de obras hídricas

Periodistas | 28.4.17 |

La escuela en Río Blanquito corre peligro por la falta de defensas.

La escuela 4.462 de Río Blanquito, en las yungas oranenses, se encuentra amenazada por un río. La institución, a la que concurren más de 100 niños, necesita urgente renovar la construcción de defensas en el río Sauzal, que amenaza al establecimiento cada vez que desborda. Las defensas están, pero el agua se mete por abajo de las estructuras, según denuncian los vecinos.
La situación se torna crítica ante la llegada de las lluvias y los antecedentes no son alentadores. En marzo pasado, el agua destruyó parte de los gaviones que protegían al establecimiento.
Si bien las defensas parecen firmes y compactas, el problema, según denuncian, radica en que las aguas cavaron una suerte de pozo por debajo de dichas defensas y amenazan con desestabilizar la estructura de la escuela.
"Se deben fortificar los gaviones y defensas que fueron socavados, porque se viene el río contra la escuela", contó Mercedes Murúa a El Tribuno, la directora de la escuela de Río Blanquito.
La escuela se creó en 1925, cuenta con la modalidad de jornada completa y tiene un albergue anexo para que los chicos que viven lejos pernocten en el lugar de lunes a viernes.
Murúa aseguró que la última obra de contención del río fue realizada en 2015, pero que la escuela está desprotegida.
Una inversión desastroza
"En 2015 el río se llevó las defensas, después de eso se hizo una obra con una máquina de la Municipalidad de Pichanal que duró hasta la próxima crecida y desde entonces que no se realizaron más obras", explicó la mujer.
"La verdad que la escuela corre peligro", dijo tajante.
La directora del establecimiento explicó que la situación ya fue planteada a las autoridades eudcativas y el pedido de obras fue presentado ante organismos nacionales y provinciales, entre los que se encuentran los Ministerios de Ambiente, Infraestructura y Educación.
Por su parte Ceferino Zárate, presidente de la Comunidad Tinkunaku, confirmó que estuvo reunido con el coordinador del Ministerio de Asuntos Indígenas, Martín Wierna, a quien le solicitó que en el marco de la emergencia hídrica declarada por la Provincia, se destine maquinaria y combustible para el arreglo de los caminos. "Si bien el río ya no está desbordado, las lluvias dejaron los caminos hacia los asentamientos y caseríos completamente intransitables".
Zárate pidió además una audiencia con el ministro de Asuntos Indígenas, Luis Gómez Almaras para que se paute una agenda de trabajo.
"Esto es una cuestión humana, no de pueblos originarios. Lo que reclamamos son políticas de Estado. No queremos parches o bolsones para las comunidades de los cerros", dijo el conocido dirigente kolla.
Finalizando el mes de abril, las lluvias fueron persistentes, lo que acrecentó la preocupación entre los habitantes de las comunidades de los cerros.
Faltan obras hídricas
Manuel Gutiérrez, jefe de Defensa Civil de Orán, informó por su parte que recorrió la zona del río Blanco donde afecta algunos tramos de la ruta provincial 18 y expresó que "no tenemos defensas, las que hicieron el año pasado fueron llevadas por el río".
"Solo hicieron acopio de ripio y algunos gaviones, pero las últimas lluvias se llevaron todo y volvió a cambiar el curso del río por falta de obras de encauzamiento", acotó Gutiérrez.
En cuanto a las obras realizadas anteriormente, el funcionario dijo que "se hicieron defensas solo para que aguanten una o dos crecidas y no algo permanente".
Gutiérrez expresó que se debe hacer trabajo conjunto entre los productores de la zona y los gobiernos Nacional y Provincial. "Todos los intendente del departamento deben estar presentes para exigir una buena obra de Recursos Hídricos".

Categoria: ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar