Con arsenal de guerra robaron un motín millonario en Ciudad del Este

Radio NOA | 25.4.17 |

El ataque fue atribuido al Primer Comando de la Capital, un poderoso grupo criminal de Brasil. La ciudad estuvo sitiada 3 horas. Las fuerzas de seguridad detuvieron a 4 delincuentes y mataron a 3.

A las 00:18 de este lunes 24 de abril, Ciudad del Este, capital del Alto Paraná, Paraguay, empezó a vivir terribles horas, sin precedentes. Unos 70 criminales del Primer Comando Capital (PCC, un poderoso grupo criminal brasileño) atacaron el local de la empresa Prosegur -transportadora de caudales-, ubicada en un barrio céntrico de la ciudad, mataron a un policía que realizaba guardia frente a la empresa atacada, hirieron a otro uniformado y también a dos civiles en las inmediaciones, y se llevaron unos 40 millones de dólares, según estimaciones.
Nadie habló oficialmente del monto exacto que robaron, mientras que la Fiscalía local contabilizó 148 bolsas de dinero que quedaron en la bóveda violentada con explosivos compuestos por dinamitas de tipo C4; estas bolsas fueron trasladadas a Asunción para su conteo. La fiscal interviniente, Liliana Denice Duarte, manifestó que se necesitan dos días para determinar el monto robado en el megaasalto.
El ataque a la empresa transportadora de caudales Prosegur fue una operación tipo comando militar, con alta precisión, que produjo una conmoción en la población local. Los disparos de ametralladoras con miradores laser, explosiones de C4 y destrozos duraron unas tres horas, aproximadamente, anularon las reacciones y lograron escapar sin dificultad. La Policía local fue rebasada completamente.
El jefe de Policía del Alto Paraná, comisario principal Juan Fernández, confirmó que serían más de 70 los criminales que actuaron en el robo. Aseguró que los medios y armas con que cuenta la Policía en el este del Paraguay no son suficientes para enfrentar este tipo de ataques.
Los bandidos quemaron 18 automóviles, un camión tumba y un Scania de gran porte (sin carrocería) para distraer y obstaculizar el movimiento de los agentes de la policía local. Dos automóviles fueron incinerados en los dos portones de salida de la Jefatura de Policía.
Ciudad del Este, ubicada en la triple frontera entre Paraguay, Argentina y Brasil, es un punto geográfico vulnerable para las bandas criminales, debido a que tiene diversos pasos hacia el Brasil, por el río Paraná y el Lago Itaipú.
Un policía muerto
El suboficial Sabino Benítez, del Grupo de Operaciones Especiales (GEO), quien hacía guardia, fue muerto por los asaltantes, durante el atraco a Prosegur. Lo sorprendieron con disparos de arma de fuego, dentro de su automóvil, frente a la empresa atacada en la madrugada de ayer. Sus restos fueron llevados a la Jefatura de Policía del Alto Paraná, donde se encontraban camaradas y familiares; luego, a la ciudad de José Domingo Ocampos, distante a unos 83 km de Ciudad del Este, donde vivía. Allí será el sepelio hoy.
El suboficial del Departamento de Control de Automotores Gregorio Ramón Monges Benítez, herido durante el atraco a Prosegur en las inmediaciones del local, se encuentra internado en la unidad de terapia intensiva de la Fundación Tesai, institución financiada por la Itaipú Binacional. Según Ignacio Cerezo, jefe de Urgencia del hospital, el paciente se encuentra estable. Así también los otros dos pacientes civiles se encuentran en proceso de estudio pero estables.
Vehículos abandonados
Unas horas después del feroz atraco, agentes de la Policía local hallaron abandonadas, en Hernandarias, a unos 10 km de Ciudad del Este, cerca del Lago Itaipú, cinco camionetas blindadas, utilizadas por los criminales. En el interior de las mismas se encontraron algunas de las poderosas armas utilizadas, balas, vainillas percutidas, restos de dinamita, chalecos antibalas y chalecos salvavidas, lo que hace presumir que todo estaba minuciosamente calculado.
En Brasil
En horas de la tarde, efectivos de la Policía Federal del Brasil interceptaron y persiguieron a varios de los bandidos en el municipio de San Miguel de Iguazú, vecina a Foz de Iguazú, Brasil. Mataron a 3 delincuentes y capturaron a 4, dos de ellos, heridos. Las identidades no fueron dadas a conocer por la Policía brasileña, al cierre de nuestra edición.
Vecinos shockeados
Los vecinos de Prosegur están shockeados y sufrieron daños materiales considerables. A dos casas de Prosegur, está ubicado un hogar de niños donde doce criaturas y dos adultos estaban durmiendo. Los menores recibirán asistencia psicológica debido al shock que les produjo el ataque a la empresa transportadora de caudales.
Alejandro y Aline Anisimoff, empresarios de transporte local, relataron la odisea que vivieron durante las tres horas de ráfagas de armas de guerra y explosiones de dinamita. "No sé cómo estamos vivos, fueron horas de terror; lo material se recupera, reclamaremos a Prosegur, estamos esperando que nos visiten y se solidaricen", aseguraron.

Categoria: ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar