Escándalo: un funcionario tucumano de Macri pide a sus empleados que trabajen en negro

Radio NOA | 0:00:00 | 0 comentarios

El Director del Belgrano Cargas, Paul Bleckwedel, dueño de una empresa en Orán dirigió una reunión a cuyo audio accedió Cuarto Poder. Pidió a los obreros trabajar en negro a cambio de dinero extra que obtendría al evadir impuestos. Ver video.
Empresario. 54 años. Contador Público Nacional. Tucumano. Carátula de varias causas jurídicas en curso, Pablo Bleckwedel es conocido por su nombre artístico como “Paul” y como buen macrista es titular de un holding denominado Tradding Group en el que se incluyen varias empresas. Una de ellas se llama “Nuevo Rumbo. Servicios Agrícolas S.A.” con la que presta servicios al Ingenio San Martín El Tabacal en el rubro tractores y de maquinaria agrícola.
Con el gobierno de Mauricio Macri el contador Bleckwedel llegó a la administración pública con un alto cargo y en uno de los espacios más ambiciosos que declama hasta el propio Presidente de la Nación: la Dirección del Belgrano Cargas, el organismo nacional que prevé el manejo de obras de inversión en infraestructura ferroviaria y vial y que de acuerdo a los funcionarios nacionales conectará al NOA y NEA con las terminales del litoral fluvial y con los grandes centros de consumo.
No es la primera vez que Paul tiene roce directo con la política. Se había postulado como candidato a intendente del PRO en la ciudad de Yerba Buena, Tucumán, pero luego se bajó y apoyó la candidatura del Radical Mariano Campero, quien ganó. Participó fuertemente en la campaña a gobernador de José Cano. Es así como Paul se constituyó en un influyente político-empresario y ferviente impulsor en la campaña de Mauricio Presidente, y ahora viaja por todo el país junto a Cano anunciando las Buenas Nuevas del Plan Belgrano y la “refundación” del ferrocarril argentino.
PROpuesta
Los que lo conocen dan fe de que posee como una de sus cualidades más destacadas la oratoria, ese arte de hablar con elocuencia, con el que se consigue persuadir y conmover al auditorio. Pero esta vez se le fue de las manos. Haciendo gala de un léxico en “tucumano clásico”, Paul encaró, en mayo pasado, una reunión de iniciación de zafra con sus trabajadores en Orán en donde el alto “funcionario estatal” intentó convencerlos de los beneficios que les significan a ellos “no dejarse robar la plata de sus sueldos por el Estado”, tratando de conseguir por consenso la aceptación del trabajo en negro, consenso al que él mismo le atribuye carácter de “ley” para el mantenimiento de una “buena relación laboral”.
Con un discurso ambiguo, confuso y falaz, a lo largo de la reunión el empresario terminó por no convencer a nadie. Pero de él se desprenden varios conceptos interesantes que lo describen y confirman como fiel representante de la ideología de los CEO’s que abundan hoy en la gestión pública.
“Todos los años tenemos esta reunioncita para ver cómo quieren cobrar. Hasta el año pasado cobraron de una forma, el año pasado ustedes me pidieron que cobremos de otra. (…)Ustedes pueden cobrar de la forma que ustedes quieran. Yo termino poniendo la guita igual. O sea que, en definitiva, que cobren de una forma o de la otra (en blanco o en negro) a mí me da exactamente lo mismo. Creo que la incidencia es más en el bolsillo de ustedes que en el bolsillo mío, porque aquí hay una plata que se transfiere indebida al Estado que sale del bolsillo de ustedes, pero la plata esa va o al Estado o a ustedes, y sale del bolsillo de ustedes”.
Lo que oculta su discurso es que el empleador está también obligado a pagar al Estado las Contribuciones por sus trabajadores, lo que implica que la motivación real de esta propuesta es el “ahorro” que logrará al no declarar los sueldos. A cambio les ofrece un premio, pero también lo termina condicionando.
“Antes esa plata, de alguna forma, que no iba para el Estado yo se las ofrecía a ustedes y les decía: che para que vaya al bolsillo de ustedes tienen un premio por asistencia, un premio por cuidar el tractor. Ese premio se lo ganan o se lo pierden ustedes en definitiva, yo no incido en nada para que se lo ganen o se lo pierdan, si no que los únicos responsables para que se lo ganen o se lo pierdan son ustedes. El hecho de que ustedes cuiden más el tractor y tengan asistencia perfecta, eso sí me da una mejora a mí porque nosotros rompemos menos el tractor, gastamos menos plata en el tractor y no tengo que hacer quilombo cuando alguno de ustedes falta. (…) Por eso, entonces lo que les pido es que no falten, no falte ninguno para que no tengamos quilombo. Por eso lo que yo siempre les digo es, espero que este año comience con un plantel de jugadores y termine con el mismo plantel de jugadores. Y no en el medio yo tenga que hacer cambio porque se me mache uno, porque se me renguee el otro, o porque haya uno que no la emboca, no la emboca, no la emboca, y la tercera vez que no la emboca se tiene que ir a la mierda. Si no entramos en puterío y los puteríos a mí no me gustan. A mí me gusta que ustedes trabajen y yo les pague, y si en todo caso ustedes han trabajado y yo no les he pagado ustedes me puedan reclamar; y si en todo caso ustedes han trabajado mal, yo les pueda reclamar a ustedes que no les pago porque han trabajado mal”.
Así, al “premio”, que antes era un “ahorro” para no darle plata indebida al Estado, lo termina condicionando a la “buena conducta” del trabajador erigiéndose él mismo como juez de la relación laboral.
“Vamo’ pal blanco o vamo’ pal negro o vamo’ pal gris” les pide una definición, y al escuchar que todos eligen cobrar en blanco “como el año pasado”, Bleckwedel vuelve a cambiar la propuesta y les introduce el Turno Relevante. Si eligen todo registrado entonces, “Eso va a ser todo liquidado de una forma, mensualmente. Después yo voy a agarrar un equipo que trabaje los sábados y domingos, va a ser posiblemente un equipo distinto al equipo original. Porque yo de esa forma les tengo que dar un descanso, descanso el sábado y domingo (…) Va a haber un jugador que va a trabajar de lunes a sábado al mediodía, y otros jugadores que van a trabajar los sábados a la tarde y los domingos”, establece como forma de presión, ya que eso significa una reducción de jornales.
“¿Ustedes toman de una forma el trabajo o de otra? ¿Ustedes defienden esa forma? Listo. Yo decido la ley de esa forma”. Así les deja bien en claro que no está de acuerdo que cobren todo en blanco y explica: “en realidad yo, cada vez que hago una incidencia en qué es lo que me va incidiendo a mí el costo de la mano de obra, yo voy tratando de que sea mejor. (…) También tengo que ver lo que es mejor para mí”, se excusa y luego aclara que la forma para que no instale el turno relevante es que acepten la condición de cobrar en negro.
“(…) Si volvemos a trabajar como el anteaño pasado (con parte en negro), no como el año pasado (todo en blanco), sino como el anteaño pasado yo les pago un presentismo y un premio. De dónde sale la plata esa? Ustedes cobran todos los jornales como tienen que cobrar, cuando trabajan los sábados y domingos, todo. Pero yo les pago el premio este que significa la plata que yo le dejo de aportar al Estado, les aporto a ustedes. ¿En qué les aporto? En un Premio. ¿Cómo es el premio? Presentismo y calidad de trabajo, calidad de cuidado (…) Eso a mí de alguna forma me reditúa algo mejor”.
PRO Sindical
“… Si volvemos como el anteaño pasado, ustedes se acuerdan que no pagábamos doble el domingo, que era obligatorio, no lo pagábamos doble”. “…Y el recibo va a ser de la misma forma que lo hacíamos antes. Va a venir el recibo por menos cantidad de jornales para que ustedes se ganen los 1.200 pesos de premio y yo en vez de pagarle al Estado, se los lleve a las manos de ustedes. Porque aquí, quiero que lo entiendan muy bien -y esto yo lo tengo hablado con la gente del Sindicato también porque tampoco quiero tener quilombos con el Sindicato- esto es una ayuda de alguna forma, a ustedes, para que la plata que yo saco en vez de ir al Estado vaya al bolsillo de ustedes”.
No es una observación menor que el sindicato que nuclea a sus trabajadores es UATRE, el que lidera Momo Venegas, de abierta afinidad con el macrismo y al que posiblemente Bleckwedel tenga llegada directa a nivel nacional por su alto cargo como funcionario en Buenos Aires.
El reclamo de los trabajadores también se centró en las inconveniencias por el acceso a la obra social y los aportes por jubilaciones. El empresario negó que al declararles menos sueldo eso impacte negativamente en la cobertura de salud. Y sobre los aportes jubilatorios arguyó: “La jubilación te va a cambiar cuando vos estés 5 años antes de jubilarte, te dan de jubilación un promedio de los últimos 5 años”, explicó sin tomar como referencia la significancia del sistema de reparto por el cual, la calidad de vida de los jubilados depende de los aportes de los trabajadores en edad activa.
Bleckwedel tiene numerosas causas por evasión fiscal, demandas comerciales, laborales y hasta se lo investiga por asociación ilícita, lavado y contrabando en la justicia federal. Hoy ostenta el puesto de Director del Belgrano Cargas que paralelamente el anunciado Plan Belgrano prevé un presupuesto de 50.000 millones de pesos (esto es más de 3.000 millones de dólares) para los próximos 3 años con obras que hablan de una “reparación histórica” para las comunidades más vulnerables. Una ganga.

Categoria: ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar

0 comentarios