Ya no se oculta: crece el malestar en la UCR con los manejos del Gobierno

Periodistas | 12.7.16 |

La tensión no tardó en llegar al Frente Cambiemos. Las idas y vueltas por la mala ejecución del aumento de tarifas sumó un nuevo capítulo.

No todo fue color de rosas en los festejos por los 200 años de la Independencia. Al menos para un amplio sector del radicalismo. Desde su génesis, Cambiemos debatió el rol que tendría el centenario partido. Coalición gobernante, ¿sí o no? Rememoranzas de la Alianza y promesas que nunca terminaron de cumplirse del todo. Crece el malestar en la UCR con los manejos del Gobierno.

Para muchos legisladores, gobernadores, ex gobernadores y dirigentes de ese espacio político llegó la hora de la catarsis. "En el radicalismo no nos sentimos parte activa de este gobierno. Estamos haciendo todo lo posible por ejercitar la paciencia, pero nos sentimos dejados de lado en la toma de cualquier decisión trascendental. Es cierto que gobierna el PRO pero cada vez estamos más seguros que nos usaron como una herramienta electoral”, aseguran. La estricta solicitud de mantener el off the record revela que la intención es hacer visible el malestar encendiendo una luz amarilla -que ya se torna naranja- pero sin estar dispuestos a confrontar públicamente, al menos por ahora.

"Estamos para colaborar, es cierto que el escenario nos resulta ajeno, pero tenemos que mantenernos cerca", aseguró un dirigente de diálogo frecuente con el macrismo. El enojo es real, existe, y aunque el Gobierno tenga en estos momentos urgencias que le demandan toda su atención no debería dejar pasar el tiempo alimentando un germen que no parece sano para ninguna coalición política. La reunión de Tucumán dejó al descubierto esta situación que ya muchos no toleran.
 
"Algunos dirigentes se sienten sobrados por ciertos manejos del oficialismo. Son muy educados en las formas, pero escuchan poco y siempre terminan haciendo lo que quieren como en el aumento tarifario. Así les fue. Nunca tuvieron en cuenta nuestras advertencias", confesó un diputado nacional con visible molestia.
 
Otros fueron más duros: "No tienen criterio de realidad. Vemos buenas intenciones pero eso no basta. No conocen el país, no entienden lo que pasa de la General Paz para afuera. Me gustaría saber si tienen conocimiento que en Chaco y Formosa más del 40 por ciento de la gente no tiene conexión directa a agua potable. Están pensando con la cabeza de dirigentes empresarios que siempre tuvieron las necesidades básicas satisfechas".

Las internas dentro del propio radicalismo parecen haberse calmado. Las heridas abiertas en los comienzos por el rol de Ernesto Sanz –a quien muchos le pedían más de lo que estaba haciendo- ya sanaron. Sin embargo, en el seno del partido aún sostienen que pese a los esfuerzos del hombre que más ha hecho por mantener vivo este Frente, muchos se sienten ninguneados. "Esto no da para más pero por ahora hay que aguantar", se lamentó otro legislador que participó de los festejos. Quizá, éste último, haya soltado entre dientes la expresión que mejor describe la situación.
 
La democracia tiene estas cosas. El radicalismo no debe perder de vista que la gente votó por Mauricio Macri. Un desplante público en este momento podría generar más de un roce de consecuencias inesperadas. Más allá de la experiencia de la Alianza, cualquier temblor interno que provenga de sus filas, y le genere un problema al Gobierno, sería difícil de tolerar por la población. La sombra del kirchnerismo aún existe a pesar de las valijas de José López, y de los innumerables casos de corrupción que se ventilan por estos días en los tribunales federales.
Fuente: Diarios y Noticias

Categoria:

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar