Durísima acusación de la madre de Liliana Ledesma contra Romero

Sebastian Acosta | 25.7.16 |

La madre de Liliana Ledesma, asesinada en 2006 en Salvador Mazza luego de denunciar al sindicado capo narco Reynaldo Castedo, detenido en Ituzaingó, sostuvo que el sospechoso se mantuvo prófugo durante ocho años porque "sobornaba a la Policía y a la Gendarmería". “Romero me dijo cuánto quería por la muerte de mi hija para que dejara de protestar", denunció la mujer.
A casi diez años del crimen de su hija, Elida Romero está "satisfecha" por la captura del acusado de ser el autor intelectual del crimen, pero reclama "justicia y que sea condenado a (prisión) perpetua".
Ledesma (37), vendedora de huevos, fue asesinada el 21 de septiembre de 2006 en Salvador Mazza por resistirse junto a otros pequeños productores a ser desalojados de los caminos vecinales por donde se traficaban toneladas de cocaína.
"Mi hija lo denunció porque él tenía una cocina de droga, se quería quedar con la casa de ella y le cerró los caminos para trabajar a mi otro hijo, que tiene un campo y se dedica a la ganadería", contó Elida.
Recordó que a Liliana la mataron cuando regresaba a su casa del trabajo por una pasarela y le dieron siete puñaladas.
Tras el hecho, hubo varios detenidos luego condenados, pero los hermanos Reynaldo (50) y Raúl Castedo (37) fueron liberados y desde 2008 permanecían prófugos hasta que el primero fue apresado ayer y el otro extraditado desde Bolivia a comienzos de julio.
"Castedo estuvo siempre en su campo acá en Salvador Mazza, pero no lo detenían porque sobornaba a la Policía Federal, a la provincial y a Gendarmería", afirmó la madre de Liliana en referencia a por qué, a su entender, uno de los narcos más buscados logró estar ocho años prófugo.
Agregó que en los últimos tiempos "se sabía que estaba en Buenos Aires porque sus hijas ponían fotos" en las redes sociales y porque tiene otro hermano que también vive allí y lo estaría protegiendo.
"Desde que mataron a Liliana siempre estuve en la lucha, pero hasta (el exgobernador de Salta Juan Carlos) Romero me dijo cuánto quería por la muerte de mi hija para que dejara de protestar", denunció la mujer, que temía que la causa prescribiera y los Castedo no pudieran ser juzgados.
En ese sentido, Elida se mostró agradecida especialmente por el trabajo del fiscal Diego Iglesias, de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), que colaboró con los fiscales salteños para dar el prófugo.
Reynaldo Castedo fue detenido el viernes por la tarde en la localidad bonaerense de Parque Leloir por Gendarmería Nacional cuando iba a bordo de una camioneta Toyota Hilux.
El sospechoso mostró una identidad falsa, la misma que los gendarmes sabían que estaba utilizando, y negó ser el narco buscado, pero luego se pudo determinar de qué se trataba de él.
La captura se produjo luego de tres meses de escuchas telefónicas sobre diez líneas y de que pudieran establecer que Castedo aparentemente vivía en el barrio porteño de Once, pero a veces se dirigía a Parque Leloir, por lo que al descubrir que ayer se encontraba allí, fueron a capturarlo.
Castedo está acusado de homicidio, tráfico ilícito de drogas, asociación ilícita y lavado de activos y probablemente sea trasladado a Salta el lunes en un avión de Gendarmería, indicó una fuente de la investigación.
La investigación por el narcotráfico a Europa
Los fiscales de Salta, Eduardo Villalba, y de Orán, José Luis Bruno, lo investigan por ser el presunto líder de una organización que contrabandeaba cocaína desde Bolivia a esa provincia y luego la enviaba a Europa.
Algunos envíos los hacía a través de carbón vegetal, pero todavía no está probado que haya tenido vinculación con la causa "Carbón blanco", una banda narco que fue desbaratada en Chaco por esa misma modalidad.
En tanto, el juez de Garantías 2 de Tartagal, Fernando Mariscal Astigueta, acusa a los hermanos Castedo por instigar el crimen de Ledesma.
Por el homicidio de la mujer, la ex Cámara en lo Criminal de Orán condenó en 2010 a prisión perpetua a María Gabriela Aparicio, Aníbal Tárraga, Lino Abdemar Moreno y Casimiro Torres; mientras que le impuso diez años de prisión a Patricia Guerra y cuatro años de prisión efectiva a Juan Moreno.
María Aparicio es hermana del fallecido diputado provincial Ernesto Aparicio, a quien la víctima también denunciaba como jefe del cartel de narcotráfico del norte salteño junto a los hermanos Castedo.
Télam

Categoria:

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar