Alarmantes indices de Pobreza y desnutricion en Salta: Pobres entre los más pobres

Radio NOA | 14.6.16 |

La denuncia de alumnos que se desmayan por hambre en Orán desnudó una realidad que tiene años en Salta

(Eduardo Huaity González) – La crisis social y económica que golpea muy duro a los sectores más pobres de los departamentos de Orán, San Martín y Rivadavia, en  donde los más afectados son los niños. Los niveles de desnutrición son los más altos del país.
La situación es crítica en todo el norte provincial, pero en los últimos días se hizo especialmente preocupante en San Ramón de la Nueva Orán, en donde los ediles de la ciudad denunciaron el año pasado que tres de cada diez niños de los barrios más pobres de la ciudad se alimentan a diario con restos de comida que extraen del basurero municipal, a lo que se le suma las denuncias de desnutrición en los alumnos de los establecimientos educativos.
"Los chicos tienen sólo una comida diaria. Los chicos le llaman "Huevo”, que es un sandwichs de huevo fritos y papas fritas y con eso tiran todo el día”, aseguró el concejal oranense Ariel Pomares en un reportaje radial, en donde reconoció que más del 60% de los chicos del lugar van a la escuela sin desayunar.
La situación es tan grave que docentes y padres de los alumnos del colegio Macacha Güemes presentaron un petitorio en el Concejo Deliberante de San Ramón de la Nueva Orán para implementar un programa alimentario llamado "Alimentando el cuerpo y las energías para lograr un mejor desempeño escolar”, que tiene por finalidad enriquecer la dieta diaria de los estudiantes.
Pero la situación no es nueva. En febrero de 2015, Alan Villena, un bebé de 9 meses, murió tras ser llevado por sus padres al hospital de Colonia Santa Rosa, Salta. El parte médico precisó que la causa del fallecimiento se produjo por "diarrea y deshidratación por desnutrición”. También en febrero de 2015, Marcos Solís, un niño de 23 meses que integraba la comunidad Wichi de Morillo y falleció en el mismo hospital de Orán que despidió al bebé Villena, tras padecer un cuadro de "desnutrición severa”.
Durante el segundo semestre del 2014 había acumulado otros casos como el de la muerte de Martincito Delgado, de 8 meses, que murió con signos de desnutrición en Pichanal. En agosto, la autopsia realizada a una beba de once meses que había nacido prematura, Sabrina Jurado, reveló que su muerte se debió a un cuadro de "desnutrición grado 2”.
Un año más tarde, en julio de 2015, el ministro de Salud Pública provincial, Oscar Villa Nogués, admitió públicamente que eran 1.900 los niños con peso inferior al que debían tener de acuerdo con su edad. El Obispo de Orán, Monseñor Gustavo Zanchetta, comentó que durante la reunión que mantuvo el año pasado con el Papa Francisco, tocó el tema de la desnutrición en el norte de Salta.
"El Santo Padre se interesó mucho por el trabajo en común que hemos empezado a desarrollar, colaborando con algunos proyectos del Ministerio de la Primera Infancia en relación al problema de la desnutrición infantil. Al respecto le pareció bien vincular este trabajo con algunas iniciativas que promueve el Pontificio Consejo Justicia y Paz de la Santa Sede”, comentó el Obispo.
La respuesta al problema comenzó a definirse el año pasado y el 29 de marzo pasado, el gobernador Juan Manuel Urtubey, junto a Abel Albino, titular de la Fundación CONIN, inauguraron un centro de asistencia en la zona Sur de la capital para atender a los chicos desnutridos o de bajo peso. Durante el acto aseguró que: "Vamos a crear 50 centros en toda la provincia”.
El hambre es la manifestación más cruel de la pobreza, pero no la única, violencia y precariedad son las otras caras. En Salta la pobreza afecta entre el 40 y 50 % de la población. El desempleo y la precariedad laboral, son constantes en todo el territorio provincial,  que además tiene los índices más altos de trabajo en negro.
Según el Censo de 2010, en Salta uno de cada tres hogares en el departamento Orán no tiene agua de red. En el departamento Rivadavia el 49,1 % de los hogares tiene las necesidades básicas insatisfechas, llegando al 60,6 % en la localidad de Santa Victoria Este.
Brenda Vega
El pasado 21 de abril, Brenda vega una nena wichi de dos años de edad, moría por "broncoaspiración, gastroenteritis aguda infecciosa, trastorno metabólico y desnutrición”, según el informe de la autopsia efectuada por Mario Moukarzel, médico forense de la Policía de Salta. Su caso fue el último de muchos que desde hace años viene sacudiendo al norte de la provincia.
Ante este trágico suceso, el ministro de la Primera Infancia, Carlos Abeleira, sostenía ante los senadores de la provincia que: "La muerte de esta niña es un tema que nos duele a todos. El certificado médico habla de un cuadro respiratorio agudo y menciona el tema de la desnutrición” y agregó una cifra que un año antes ya había difundido el ministro Oscar Villa Nougues. "Hay unos dos mil casos de niños con bajo peso en toda la provincia, algunos de ellos en estado de gravedad”.
Según la UNICEF, "la desnutrición es el resultado del consumo insuficiente de alimentos”.  En lo que a los niños se refiere, la desnutrición infantil implica tanto tener un peso corporal menor a lo normal para la edad, como tener una estatura inferior a la que corresponde a la misma, como consecuencia de un retraso en el crecimiento.
También se podría decir que la desnutrición infantil es consecuencia de la poca ingesta de alimentos en la infancia. Durante la niñez es la etapa en la que más se necesitan de nutrientes para poder desarrollarse en forma adecuada.
También existe la llamada malnutrición por carencia de micronutrientes o hambre oculta. Esta se da cuando hay una carencia de vitaminas y/o minerales. En los niños la falta de alimentos se ve agravada por infecciones oportunistas que pueden producir entre otras cosas: diarrea y deshidratación.
La desnutrición tiene tres grados, según la gravedad de la carencia de alimentación: Desnutrición de 1° Grado o leve, Desnutrición de 2° Grado o moderada y Desnutrición de 3° Grado o severa. Las dos primeras, un niño con desnutrición leve o moderada crece poco, es más pequeño que otro de su misma edad, se le ve flaco y la curva de crecimiento es recta.
La desnutrición tipo tres es la más severa, es cuando el niño tiene un déficit de proteínas y energía y es más frecuente en niños menores de 1 año y medio y frecuentemente se complica por infecciones bacterianas, hipotermia e hipoglicemia.
Las llamadas de atención
Una investigación del Instituto de Estudios Laborales y del Desarrollo Económico (Ielde) de la Universidad Nacional de Salta (UNSa),  indicaba que Salta es la provincia más pobre de la Argentina al tener al 28,6 por ciento de su población con necesidades básicas insatisfechas. Muchos de los datos difundidos tienen relación con los obtenidos con el Censo del 2010.
En las conclusiones del informe se sostiene que: "Se observa que, en Salta, la situación mejoró entre 2005 y 2015. Sin embargo, en comparación con el resto de los aglomerados urbanos, en la capital provincial es donde la pobreza resultó más elevada en el segundo de los años mencionados”.
El extenso informe, que llegó a manos del Papa Francisco por intermedio del Obispo de Orán, señalaba que "En relación con el escenario de 2005, algunos indicadores se agravaron, tal es el caso de los salteños apostados en zonas de basurales y la cantidad de jóvenes "ni-ni”, que no estudian, no trabajan y no están buscando empleo. Este aspecto pasó de impactar de un 11% a un 18%”.
El estudio de la UNSa, que estuvo a cargo de los  investigadores del CONICET  Carla Arévalo y Jorge Paz, asegura que Salta tiene 450 mil pobres, una cifra mayor a la de provincias con más población como Córdoba, con 412 mil; Santa Fe, 416 mil y Tucumán, con 380 mil.
De este documento se desprenden algunas cifras realmente alarmantes. En los últimos años aumentó un  48% la cantidad de habitantes que complementan sus ingresos con la ayuda estatal; también se incrementó un 31% el número de salteños  radicados en zonas de basurales;  La cantidad de adultos mayores sin previsión social creció el 22% y el porcentaje de vecinos sin cobertura médica aumentó un 22%.
De acuerdo al informe el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner finalizó con entre 3,3 y 4 millones de niños, niñas y adolescentes por debajo del umbral de pobreza. En la provincia, según registros oficiales, 150.000 chicos son beneficiarios de la asignación universal por hijo y  "Un 19% de los niños que no son pobres por ingresos sí lo son por dimensiones no monetarias (educación, vivienda inadecuada, etc.)”.
Arévalo y paz también remarcan que "la probabilidad de ser pobre de un niño que reside en el NOA es 6,5 veces más elevada que la de uno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.
Federico Maigua, titular del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana, aseguró que "En abril de este año, tenemos un valor de canasta básica de alimentos de $4062.23, para una familia tipo, y una canasta básica total de $9221.66, lo que implica un 3.47% de variación mensual, con respecto a marzo. A nivel interanual, la variación es del 31%”. En una provincia en donde el sueldo mínimo ronda los ocho mil pesos.
"Se incrementó en un 41% la cantidad de chicos que asisten diariamente a los comedores y merenderos de la ciudad”, agregó Maigua que además dijo que la retracción también se siente muy fuerte en la clase media, que renunció a muchos gastos considerados superfluos.
Fuente: El intrasigente

Categoria:

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar