Qué le dijo Osvaldo al cuerpo técnico de Boca

Sebastian Acosta | 16.5.16 |

Fútbol local  Pidió perdón pero consideró excesivo el castigo. Este lunes podrían rescindirle el contrato.

Silencio absoluto. La única exposición pública en el entorno de Daniel Osvaldo salió de una serie de tuits que su hermano Jonathan escribió el viernes desde Houston. El propio Loco había dejado Twitter sólo para apariciones ocasionales. Y su pareja, la actriz Jimena Barón, en la última semana sí había ventilado en redes sociales la traumática situación que habían atravesado ambos en la separación y la decisión de haber vuelto a convivir.  

Pero el Loco habló. Lo hizo con un miembro del cuerpo técnico de Boca y en ese mensaje dejó en claro dos conceptos: pidió perdón por haber fumado un cigarrillo en el vestuario del Parque Central tras el empate 1-1 con Nacional en la ida de los cuartos de final de la Libertadores. 

Pero también consideró excesivo el castigo que se le aplicó, dado que lo que fue visto como una falta por los responsables del plantel fue algo que otros entrenadores le habían permitido hacer en toda su carrera. Claro que el cigarrillo es el más evidente aunque no fue la único incorrección, ya que tampoco cayó bien, en el cuerpo técnico y en el plantel, que se fuera de la cancha sin saludar a los hinchas. Carlos Tevez, con quien había trabado amistad en Italia, se declaró prescindente. 

“Uno puede tener aprecio por un jugador, pero si las reglas están claras no se puede meter. Yo hago las cosas bien para estar siempre en el club que amo”, dijo el Apache. E incluso se cree que Osvaldo tuvo un breve cruce verbal con Gustavo Barros Schelotto antes de abandonar la cancha.

Será pasado. Osvaldo para Boca, sobre todo, porque el futbolista seguirá siendo hincha y por ello sufrirá más aún el trance. Guillermo Barros Schelotto dio ayer la lista de concentrados sin el Loco, de cara a un partido con Estudiantes en el que iba a ser titular. Se encontró el atajo de la licencia por 72 horas que se tomó el futbolista a la espera de una decisión que se confirmará mañana: se espera la rescisión de un contrato que expira en junio de 2017 porque, si no lo hacen, los dirigentes se toparán con el malestar de un cuerpo técnico que quiere dar por terminado el capítulo. Es más: Daniel Angelici ni se ocuparía más del tema. 

“Tal vez su representante (Darío Decoud) se reúna con otro dirigente”, admitió el presidente en la cena anual solidaria de Boca.  Las energías del club apuntan a cerrar la serie con Nacional el jueves, meterse en semifinales de la Libertadores y buscar no uno, sino dos 9. Ramón Abila es uno. Y otro podría llegar desde México: se habla de Gonzalo Bergessio o Darío Benedetto. Será, eso sí, para después de los cuartos de final.

Fuente: Clarin

Categoria:

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar