Necrofilia: se conocieron detalles del violador de muertos

Sebastian Acosta | 4.5.16 | 0 comentarios

El sujeto, de 22 años, tenía dinero que había robado de un santuario dentro del hospital y otras prendas que tomó de la propia morgue. Por otra parte, se investiga cómo fue que llegó hasta la morgue sin que nadie de seguridad lo advirtiera.

La detención del sujeto, identificado como Ezequiel Pacheco, se concretó alrededor de la una de la madrugada de ayer, cuando dos camilleros, Leandro Valdez y Mauro Alvarez, descubrieron al joven parado y con los pantalones a la altura de las rodillas en la morgue del nosocomio, en el subsuelo del edificio. 

Al ver que frente al joven se hallaba el cadáver de una joven que había sido hallado en la localidad de Isla de Cañas, el cual había llegado horas antes. El cuerpo ya había sido eviscerado a la altura del tórax, lo que asombró aún más a los camilleros el hecho de que el intruso estaba teniendo sexo con el mismo. Asqueado por lo que veían, Valdez fue hasta la guardia del hospital en busca de algún policía, pero los que debían estar en dicho puesto no estaban. A quienes encontraron fueron tres efectivos que habían llegado con un detenido, entre ellos Mariana Castellanos.  

Cuando el camillero se acercó a la joven policía, no se animó a decirle qué era lo que sucedía, simplemente le pidió que fuera con él, pues había “un inconveniente” en la morgue. Así las cosas, la uniformada acompañó a Valdez hasta el subsuelo, donde estaba el otro camillero.

Cuando llegó no bastó explicación alguna, pues la escena era más que explícita. De inmediato la mujer policía solicitó apoyo de sus compañeros y procedió a demorar a Pacheco, quien quedó allí sin alterarse ni intentar escapar tras ser sorprendido. 

Los policías revisaron su mochila, pues temían encontrar allí algo peor, pero sólo hallaron una frazada, prendas de vestir y un puñado de billetes de baja denominación. Pacheco, mientras esperaban directivas, con absoluta normalidad, explicó entonces que momentos antes venía en el colectivo procedente de Irigoyen, cuando de pronto sintió deseos de tener relaciones sexuales.

Como si siguiera órdenes de una voz interna, Pacheco contó que descendió del colectivo e ingresó al hospital, buscó el ascensor y se dirigió hasta la morgue, lo que indica que no era la primera vez que irrumpió en el hospital. Otra prueba de ello surgió cuando contó de dónde había sacado el dinero y la ropa que tenía en la mochila. La plata, según relató, lo robó “del santito que está en el hospital”, mientras que la ropa y frazada la tomó de la misma morgue. 

Dijo que ingresó a la morgue, acarició los pechos de la difunta y luego la penetró, circunstancias en que fue sorprendido por los camilleros. Pacheco, un joven residente en el barrio Patrón Costa de Orán, fue detenido y por disposición de la justicia será sometido a una pericia psiquiátrica a fin de establecer el grado de perversidad sexual que padece. Por otra parte, este hecho despertó serios cuestionamientos entre el personal y las autoridades del hospital respecto a la seguridad del nosocomio. 

Fuente: InformateSalta

Categoria:

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar

0 comentarios