Allá está la defensa: no hay aviones en el norte para perseguir al narcotráfico

Periodistas | 19.4.16 |

En un lapidario informe, el diario Ámbito da cuenta que el Operativo Fronteras que ordenó el presidente Mauricio Macri -en el marco de la Emergencia de Seguridad, Decreto N° 228/2016- para el combate de delitos federales trasnacionales de narcotráfico, terrorismo, contrabando, tráfico de armas y trata de personas no cuenta con aviones militares desplegados en la zona caliente del NOA y NEAdel país para control y vigilancia del espacio aéreo.  

"El objetivo principal de nuestra política de seguridad en las fronteras es negar el acceso territorial a personas, grupos u organizaciones que quisieran cometer ilícitos en nuestro país; y vigilar, detectar e interceptar sus actividades ilícitas transfronterizas", dice la misión del operativo que conduce el ministerio de Patricia Bullrich y coordina el secretario de Fronteras, Luis Green. Establece prioridades estratégicas que en su mayoría son responsabilidades compartidas con el Ministerio de Defensa, entre ellas, fuerte inversión tecnológica, utilizando radares móviles para cubrir espacios ciegos de la frontera. Implementación de un Procedimiento de Protección del Espacio Aéreo. Vigilancia y el control de Zonas Aeroespaciales, Terrestres y Marítimo-fluviales. 

A partir del lunes pasado, dos aviones Tucano de la Fuerza Aérea Argentina se asignaron al Operativo Fronteras, pero las máquinas -afectadas a entrenamiento- permanecen en alerta en la Escuela de Aviación Militar ubicada en la provincia de Córdoba. 

La Escuela de Aviación Militar dista a más de 900 kilómetros de la zona limítrofe con Paraguay y Bolivia por donde habitualmente ingresan las avionetas con carga ilegal. Recibido el alerta, tomará al Tucano unas tres horas, desde la puesta en marcha en la base cordobesa, arribar al área de operaciones fronteriza. El lapso favorece la huida del presunto avión infractor, previo lanzamiento de la carga ilícita. 

Otro asunto no menor es que el Tucano consumirá combustible -pierde autonomía- en el extenso traslado hacia el punto fronterizo que luego es vital para las maniobras de interceptación y eventual persecución del ilegal. El piloto militar podría verse obligado a aterrizar y reabastecer su aeronave para continuar con el procedimiento. Demasiadas ventajas para el avión narco, casi una zona liberada. 

La autonomía del Tucano a una velocidad de crucero de 320 kilómetros por hora es de 3 horas y media. Un dato elemental en la planificación de operaciones de interceptación es que la aeronave actuante disponga del máximo de autonomía en la zona de compromiso. Por eso la Fuerza Aérea construyó una instalación en Resistencia, Chaco. 

Categoria:

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar