EL DENGUE Y LOS FUNCIONARIOS SOCIOS DEL NEGOCIO INMOBILIARIO

Radio NOA | 9:24:00 | 0 comentarios

El gobierno trata de imponer que la lucha contra el mosquito es una “responsabilidad de todos”.


Con esa postura la responsabilidad termina siendo de nadie y menos del gobierno. Es verdad que él aedes no discrimina por clase social, raza, religión o color de piel, pero este insecto sabe muy bien donde sí tiene que vivir y por eso se lo encuentra más frecuentemente donde hay acumulación de agua, letrinas, malezas y cacharros.  Se puede decir que el dengue y sus primos chikungunya y zika, son los tres socios de los negocios inmobiliarios en Orán y la provincia. Todo comienza con el huevo que deposita la hembra acaparando todos los terrenos urbanizados de la zona céntrica de la ciudad. En el último registro censal oficial en Orán, ya no quedan más terrenos baldíos municipales, todos fueron comprados por Julio César Chicunguya, Marcelo Lara Dengue y Roberto Zika.

El escaso plan de viviendas que propone Juan Manuel Hanta Virus, presenta a su vez dos problemas, el primero que es justamente escaso y el segundo es que se construyen al lado de los cañaverales del ingenio Tabacal, entre las calles Colilargo y Contaminación. Dado este panorama y ante el inmensa necesidad de poblar las calientes tierras del trópico, obrando en obediencia a su santidad Francisco, la nuevas y viejas familias no tienen dónde comprar un terreno para construir un techo para que duerman sus hijos. Y ahí es donde el mosquito hace su mejor negocio inmobiliario Las letrinas, ante la falta de cloacas en los asentamientos, son un palacio de gozo y reproducción. Los tanques de acumulación agua limpia ante la falta de servicio de agua potable, son la “Laguna Azul” de estos bichitos. Los altos cañaverales a metros de las casas del IPV, es como bajar del edificio y salir a cenar al mejor restaurant de la ciudad que justo queda en la planta baja. Los cacharos de los basurales son como un parque de diversiones a pasitos del pueblo. (Sería ridículo pensar un descacharrado en Fincas las Costas). Todo esto es una urbanización propicia, que el Aedes Aegypti jamás se hubiese imaginado, ni siquiera cuando sus ancestros fueron desalojados de los desmontes, por algo su tío él de la fiebre amarilla, fue el primero en llegar a la ciudad.

Los casos se reproducen por decenas diariamente, la guardia del Hospital San Vicente de Paul es lo más parecido a un campo de batalla. Los millones de pesos de las declaradas Emergencias Ambientales se desvanecen en el barril sin fondo del intendente local que no logra ni limpiar las calles.  Mientras tanto gran parte de la población está siendo infectada con uno de los serotipos del Dengue, cual ganado quedan marcados y cuando se desate la segunda ola de contagio con otro serotipo, explotará un verdadero desastre humanitario.  Claro, para esa altura los actuales funcionarios ya no vivirán en Orán. El gobierno y el mosquito son socios inmobiliarios, el primero se queda con los terrenos de la zona centro de la ciudad, el segundo vive perfectamente en la periferia y todo financiado con plata del Estado. Una clara muestra es lo ocurrido el pasado viernes en Orán cuando los concejales del oficialismo y aquellos que decían ser de la oposición (hucenistas) se negaron a dar quórum en la sesión que pretendía aprobar artículos de una ordenanza que busca controlar los gastos y responsabilidades de la Emergencia Ambiental.

Mientras tanto en la céntrica Avenida Lopez y Planes, casi frente a una Clínica privada se construye la Torre Pizarro 2 de Julio César Chikungunya. Un actual basural que tiene un bello cartel de obra.

Categoria: ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar

0 comentarios