El ex gobernador Romero en la mira por el desvió de fondos y lavado de dinero tras investigar al Partido Popular Español

Cadena NOA | 26.3.14 |

El desvío de fondos del Partido Popular de España, abrió sospechas en torno a una empresa del ex gobernador Romero en Salta.

Se trata de la Compañía Agroindustrial Iberoamericana S.A., una firma que los Romero constituyeron en Madrid, España, y que aparece como una de las tres sociedades de Estancia El Carmen S.A., la empresa receptora de todos los negociados que involucran al ex gobernador, Juan Carlos Romero con tierras del estado.

La sospecha de un blanqueo de fondos procedentes de negocios ilícitos detrás de esta compañía, representada comercialmente por Rodrigo Cátulo Marcuzzi, sobrino del ex gobernador, resurgió tras el escándalo que tiene a los españoles azorados por la investigación penal que lleva adelante la justicia de ese país en torno al millonario desvío de fondos del Partido Popular.

Entre los imputados en este escándalo se encuentra Ángel Sanchís Herrero, un empresario español que es propietario de Finca La Moraleja, ubicada en esta provincia y fuertemente vinculada al ex gobernador.

Se sospecha que esta empresa, dedicada a la explotación de cítricos, fue utilizada para lavar dinero del ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas.

El juez Pablo Ruz, de la Audiencia Nacional, acusó a Sanchís Herrero (hijo de Ángel Sanchís Perales, también ex tesorero de Alianza Popular) de ser cómplice de Bárcenas, su socio en los negocios que tiene en la Argentina.

De acuerdo con la investigación, Bárcenas y Sanchís llevaron a cabo "una mezcla de capital" en las cuentas de la empresa La Moraleja para ocultar unos seis millones de euros en Estados Unidos.

Sanchís, en su indagatoria, negó haber ayudado a Bárcenas a ocultar dinero y afirmó que algunas de las transferencias recibidas por el ex tesorero del PP desde las cuentas de su compañía correspondían al pago de un asesoramiento de Bárcenas para la venta a nivel mundial de los limones que se cosechan en La Moraleja.

Esta operación y la cantidad de dinero en cuestión, seis millones de euros, puso nuevamente en el tapete una maniobra similar en la cual aparecen implicado el ex gobernador Romero, su familia y una empresa, curiosamente, constituida en España.

Viene de página ocho

Los vínculos que Romero tendría con capitales de dudosa procedencia española, no se limitarían a la empresa la Moraleja, pues de los registros de asamblea de Estancia El Carmen S.A. se estableció que  recibió una inversión de seis millones de dólares desde España.

En junio de 2007, pocos meses antes de la finalización del último mandato de gobernador de Romero, la sociedad Estancia el Carmen S.A. aún presidida por su hermano Marcelo Romero, sesionó en asamblea para decidir un cuantioso aporte de capital que efectuaría la firma Compañía Agroindustrial Iberoamericana S.A., representada por un familiar de los Romero, Marcelo Cátulo Marcuzzi.

En esa asamblea se expresó el interés de esta sociedad extranjera en invertir en las actividades de la sociedad de la familia Romero, Estancia el Carmen, definiéndose ese aporte en la suma de un millón doscientos mil dólares. Los aportes de semejante cantidad de dinero, cuyo origen los accionistas no se preocuparon en averiguar, siguieron, pues en septiembre de ese mismo año, cuando se resolvió una segunda capitalización millonaria.

Asamblea mediante, se materializó la inversión de 6.200.000 de dólares de la Compañía Agroindustrial Iberoamericana S.A., destinados, supuestamente, a proyectos de inversión de Estancia El Carmen S.A.,  presidida por Juan Esteban Romero, hijo de Juan Carlos.

La situación mueve a distintos interrogantes, el primero de ellos relacionado con la enorme importancia que en términos económicos tienen las tierras de La Ciénaga, las que Estancia El Carmen S.A. adquirió tras un pasamano de operaciones inmobiliarias investigadas por la justicia penal de Salta.

En el caso La Ciénaga, Romero está acusado de haber planificado la operación por la cual se despejó a los salteños de 90 hectáreas que estaban destinadas a la construcción de viviendas sociales, tierras que luego de una serie de compras y ventas, quedaron en poder de Estancia El Carmen por la suma de 100.000 pesos.

Al margen de la irrisoria suma de dinero que pagaron los Romero de su bolsillo para quedarse con este terreno, y de las millonarias sumas que el ex gobernador hizo pagar de los fondos del estado provincial a supuestos “testaferros” que participaron de la maniobra, surgen serias sospechas de que este negociado estaría estrechamente vinculado con el aporte de dinero procedente de España, cuyo origen podría estar vinculado a otros hechos de corrupción local.

Fuente. Nuevo Diario de Salta

Categoria: ,

CONTACTO CON LA PRODUCCIÓN:

Solo tienes que llamarnos al tel.03878)428507 o por email: produccion@radiocadenanoa.com.ar